Por los costos excesivos de las tarifas, un total de 60 empresas de Veracruz han suspendido sus pagos bimestrales a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), indicó el subdelegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Víctor Manuel Rojas.

 

Este año el costo de la luz se encareció hasta un 50 por ciento más, situación que inconformó a la iniciativa privada, quienes promovieron quejas y amparos ante Profeco para exigir tarifas justas y precios accesibles por el servicio.

 

Sin precisar cifras, el funcionario indicó que a nivel regional el aumento se presentó principalmente en el sector empresarial luego de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) modificara los métodos para calcular los precios de los recibos bimestrales en la zona, cuando en enero la tarifa era de 1.2 por ciento pero pasó al 3.8.

 

Por esa situación, empresarios de más de 90 municipios de Veracruz suspendieron sus aportaciones en tanto resuelven sus expedientes de inconformidad ante Profeco, dependencia que ampara a los usuarios hasta que los casos sean resueltos a través de audiencias.

 

Para resolver las quejas, las autoridades de la Comisión Federal de Electricidad deberán presentarse durante cuatro audiencias para presentar datos y de ser posible conciliar con los perjudicados por los incrementos de las tarifas.