Trabajadores de la Dirección de Patrimonio del Estado nos envían una indignada queja por el favoritismo que recibe de parte del director, el panista Alvin Vicencio Morales, una guapa contadora llamada Xóchitl María Bello Jiménez, que aparte de que todos los días llega, checa su tarjeta de entrada, se sale y regresa a checar “la salida”, es déspota, prepotente y majadera con los empleados.

La privilegiada “personaja” es gente cercana al ex titular de Finanzas en tiempos de Javier Duarte, Carlos Aguirre Morales y estaba precisamente en Sefiplan, de donde se sabe que la pasaron a Patrimonio casualmente por las quejas habidas por su mal desempeño y pésimo carácter.

Dígame si no es llevarse de a piquete con la Diosa Fortuna llegar vestida en pants a las 12 del día y retirarse a las 13 horas, porque se va a hacer sus ejercicios que la mantienen en vistosa y atractiva forma.

Por cierto que si le suena el nombre de Alvin es porque fue director de Catastro en el municipio de Boca del Río y era famoso porque junto con funcionarios amigos como Juan Carlos Saldaña Morán, Indira Rosales San Román, María Josefina Gamboa Torales, José Antonio Salvatori Arjona y otros cercanos, protagonizaba fiestas de adoración al Dios Baco, según reportaba hace cuatro años el diario veracruzenred.com