Veracruz- 2018-10-1313:16:35- Laura Morales

 

Con la agricultura climáticamente inteligente se puede elevar la productividad y elevar la condición económica de las familias que dependen del campo.

 

Francisco Javier Ugalde Acosta, investigador del INIFAP del Campo Experimental Cotaxtla, explicó que el sistema es ideal para quienes se encuentran en lugares de riesgo ante el embate de fenómenos naturales como: huracanes, sequías o inundaciones.

 

“Busca cómo extraer el carbono de la atmósfera para fijarlo en el suelo o fijarlo a través de especies forestales. Es complicado hacer una combinación de tantos elementos de esta naturaleza porque entra la tecnología, el ser humano, los componentes del agua y tecnología para ver cómo aprovechar el carbono y utilizarlo a beneficio del sector agropecuario”.
Aunque se requiere tecnología para analizar la calidad del subsuelo se evitan gastos de combustibles, productos químicos, entre otros, ya que las acciones son sustentables.

 

Los abonos verdes son una opción para aumentar la materia orgánica y capturar el carbono del ambiente.

 

“Normalmente cada quien hace lo que puede y como puede influenciado por los factores económicos pero cuando uno habla de esta agricultura climáticamente inteligente hay que empezar desde el subsuelo, ver sino está compactado, sino tiene problemas de acidez y para eso hay tecnología para poderla rehabilitar pero también sin tener más gasto de energía”.

 

Ugalde Acosta resaltó la importancia de aprovechar la genética natural, por ejemplo, maíz que soporte la sequía, enfermedades e inclusive vientos.

 

Recurriendo a las tecnologías de forma natural y orgánica se pueden obtener mayores rendimientos e ingresos.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO