La recientemente aprobada Constitución de la CDMX establece como base de su división territorial la existencia de 16 alcaldías, autónomas en el ejercicio presupuestal y diseño de programas de infraestructura, cada una se integrará con un Concejo integrado por 10 concejales electos cada tres años en votación directa y secreta, cuya función consiste en supervisar la aplicación del recurso público, en general las acciones de gobierno. MORENA acapara 11 alcaldías, el PRD otrora hegemónico en esta entidad ahora solo tiene dos, el PAN, el PRI y Movimiento Ciudadano una cada cual. Esta nueva experiencia de organización política se pondrá a prueba en una ciudad en donde imperó por muchos años el centralismo de la autoridad y ojala tenga éxito por el bien de sus habitantes.