En Boca del Río una vivienda del empresario Alejandro Cossío Hernández, quien es señalado como “coyote” por el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, fue robada y los responsables dejaron mensajes tras hurtar varios bienes.

De acuerdo con el también integrante de la organización civil “Empresas SOS”, de la que Cossío forma parte, los hechos ocurren apenas dos días después de que la organización presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

El reclamo de la asociación ante la comisión es por la falta de pagos por parte del Gobierno estatal por 410 millones de pesos.

Hay que recordar que Cossío Hernández fue denunciado por “coyotaje” por la Secretaría de Salud, a cargo de Irán Suárez Villa.

“Me enteré que entraron en mi casa en Boca del Río, aparentemente fue un robo. Los trabajadores que se encontraban ahí fueron sometidos, amarrados”.

Refirió que en las próximas horas acudirá a presentar una denuncia por los hechos ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Lo que puedo decir es que se confirma que fue un robo, el cual es extraño porque hay elementos raros que tenemos que esperar a ver qué dice la Fiscalía y los trabajadores de periciales”.

Finalmente dijo que hace apenas un mes que regresó a sus hijos a vivir a Boca del Río, luego de que prefirió cambiar su residencia ante los problemas legales con el actual gobierno estatal.

“Decidí sacar a mis hijos de Boca del Río, pensé que ya estaba en posibilidad de regresar a la familia y hace un mes los regresé, pero ahora pasó esta situación”.

Pese a lo anterior aseveró que no huirá de la entidad y seguirá exigiendo al gobierno que le paguen, descartando quitar el reloj que instaló con otros empresarios de la organización “SOS” en la plaza Lerdo, frente a Palacio de Gobierno, mismo que contabiliza el tiempo que le queda al gobierno de Yunes Linares.

“También seguiré convocando a la ciudadanía para el 30 de noviembre a que celebremos que ya se van, pero no puedo seguir exponiendo a mis hijos y los sacaré de ahí”.