El aprendiz, Luis Videgaray, actual secretario de Relaciones Exteriores y mano derecha Enrique Peña Nieto, anunció que al finalizar el sexenio en diciembre próximo se retirará de la política y del servicio público.

“He pasado 13 años continuos en la política y el servicio público y para mi termina un periodo de oportunidades de servicio público, orgulloso de ser parte del equipo del presidente, y se iniciará una etapa diferente lejos de la política y el servicio público”, afirmó en un encuentro con corresponsales mexicanos en la residencia en Madrid de la embajadora de México en España, Roberta Lajous.

“Nunca he pensado en mi como un político de carrera. Así que para mi termina una etapa maravillosa, de grandes oportunidades para mi país y muy agradecido con México. Y ahora empezará una etapa diferente lejos del servicio público y lejos de la política”, abundó Videgaragay, quien antes de su incursión en la política trabajaba en la iniciativa privada y en la academia.

El secretario de Relaciones Exteriores también asumió “la autocrítica” en cuanto a la responsabilidad de su gestión en la derrota del PRI en los últimos comicios, Videgaray reconoció que hubo “asignaturas que no tuvieron el resultado esperado”, que hubo “errores”, sobre todo en “materia de seguridad pública y violencia” y que reconocerlo ahora “forma parte de la normalidad democrática a la que debe aspirar México”.

Además,  Videgaray  dijo que “quien participa en el servicio público tiene una obligación de autocrítica”, y añadió, refiriéndose a la administración de Peña Nieto, que hubo “asignaturas en las que el gobierno no obtuvo los resultados esperados, como en seguridad pública o violencia en el país. Por diferentes razones pero hay que reconocerlas y eso es parte de la madurez democrática, hablar más allá de la propaganda y reconocer lo que no ha funcionado bien”.

Con información de LaJornada