La bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Senado propondrá una reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial para evitar que jueces y Magistrados se “enquisten” en sus cargos.

La iniciativa, firmada por el coordinador del grupo, Ricardo Monreal, establece un periodo máximo de seis años, con la finalidad de obligar a la rotación.

Los cambios de redacción al artículo 118 de la ley establecen que se implementará un programa de rotación, de acuerdo con las necesidades del servicio.

“Dicho programa se regirá bajo los principios de objetividad e imparcialidad y en criterios de profesionalismo, eficacia y eficiencia (…) asegurando que ningún magistrado de circuito un juez de distrito permanezca en menos de tres años ni más de seis en el mismo lugar de adscripción por competencia territorial”, se lee en la propuesta.

Una Comisión de Adscripción, se explica, informará en enero de cada año los nombres de los Magistrados de circuito y fuerzas de distrito cuyo término por competencia territorial concluye ese año.

Plantea que quienes estén en ese supuesto podrán señalar los plazos de su interés así como su situación personal familiar, lo que será considerado al momento de resolver sobre la nueva adscripción.

En la exposición de motivos, Monreal advierte que los cambios son necesarios, ante las denuncias de casos de corrupción.

“No podemos soslayar la necesidad de establecer un sistema de rotación de los jugadores en las diversas plazas existentes en las entidades federativas, si se toma se toma en consideración la existencia de casos de corrupción detectados en el Pode Judicial”, expone.

“(La corrupción) es consecuencia, en gran medida, por la duración indefinida de jueces y magistrados, de la relación que adquieren a través de los años con litigantes y el nepotismo que subyace en múltiples casos”.

El senador zacatecano considera que la rotación permitirá que el juzgador ejerza su función libre de presiones e influencias externas que afecten su labor.

Con información de Reforma