Dialogando

Por Abel Domínguez Camacho

 

Del 25 de septiembre al 01 de octubre de 2018, se llevó a cabo-en la ciudad de Nueva York- el Debate General del septuagésimo tercer periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el Debate hubo desde las risas que provocó la participación de Trump durante el primer día hasta acuerdos de gran envergadura; discurso de 48 minutos, el más largo, que hizo Venezuela y, el más corto de Lituania con cinco minutos. La ONU refiere que se lograron dos declaraciones política: una para erradicar la tuberculosis y la otra para combatir las enfermedades no transmisibles; siete países firmaron y cuatro ratificaron el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares.

 

El hilo conductor de los temas tratados por los jefes de Estado allí presentes, fue el Multilateralismo que incluye avanzar en materia de estrategias de desarrollo sostenible, construcción de la paz y el respeto a los derechos humanos. En su oportunidad, el presidente del Gobierno de España apostó precisamente a la labor de la ONU y al multilateralismo, Pedro Sánchez aseguró a su vez que la Agenda 2030 debe ser el nuevo Contrato Social, cuyo espíritu es colocar al ser humano y al planeta en un lugar central, dejando atrás la desigualdad económica creciente.

 

Desde mi óptica destaco la participación de China, su Ministro de asuntos Exteriores, en su turno, hizo referencia a las tensiones comerciales y ratifica que “su país aboga por una solución adecuada basada en las normas y el consenso a través del dialogo y la negociación en pie de igualdad”, Wang Yi añadió que “China no cederá al chantaje o a la presión”. Muchos fueron los temas llevados al Debate, la presidenta de la Asamblea General destacó que tres fueron los logros del evento: 1. El respaldo mundial al trabajo de la Organización y al multilaterales; 2. “Haber hecho de esta Casa la Casa de todos los países del mundo y, 3. La gran participación de la sociedad civil, activistas y periodistas.

 

No hay que echar en saco roto el tema del multilateralismo, tiene un gran significado por el desarrollo lógico de nuestras sociedades y por la postura de ciertos “líderes de algunos estados nación”, al respecto Fernanda Espinosa Garcés cerró los trabajos del Debate General, en su calidad de presidenta de dicha Asamblea, con el siguiente apunte: “La respuesta más sólida y quizás la más eficiente al populismo se encuentra en el multilateralismo y la actuación conjunta”

 

De las dos declaraciones políticas derivadas del Debate General, quiero destacar aquella relacionada con el combate a las enfermedades no transmisibles (ENT), en su momento la ONU dará a conocer puntualmente las 13 medidas acordadas, pero, es mi interés recrear en este espacio que se deberá poner mucho énfasis y recursos en campañas de Educación Pública sobre hábitos alimenticios, tabaquismo, alcoholismo, vacunas contra el virus de papiloma o tratamientos contra la hipertensión y la diabetes.

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las ENT- principalmente, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades respiratorias, el cáncer y la diabetes- causan en la actualidad siete de cada 10 defunciones en el mundo. Cada año fallecen por estas enfermedades 41 millones de persona, entre 15 millones en edad de procrear (entre los 30 y los 69 años de edad), sobre todo en los países en desarrollo. Otro motivo de preocupación de la OMS son las enfermedades y trastornos mentales; por ejemplo, la depresión afecta por si sola a 300 millones de personas.

 

En México, 14 de cada 100 personas mueren de cáncer, la diabetes registró en 2016 un total de 105,000 muertes.

 

Las declaraciones políticas como estas no son mágicas, en su momento el presidente de Uruguay Tabaré Vázquez, subrayó que “para vencer estás enfermedades es necesario contar con el compromiso político del alto nivel”.

 

Otro tema, comentado en su oportunidad en una entrega previa, es el referente al Tratado de Escazú https://abel-dialogando.blogspot.com/2018/09/mexico-y-el-acuerdo-de-escazu.html

que el 27 de septiembre fue presentado por la CEPAL en el marco de la Asamblea General de la ONU, hasta la clausura habían firmado 14 países, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL explicó que “el proceso de firma del tratado se prolongará desde el 27 de septiembre por un lapso de dos años en la sede de las Naciones Unidas, ya que se trata de un acuerdo de la ONU y queda depositado oficialmente como parte de los tratados auspiciados por el organismo mundial. Tras su firma, cada país deberá iniciar los trámites correspondientes para su ratificación”

 

Eso se espera de todos los países que son miembros y participan en la ONU y, que asumieron a la Asamblea General como la casa del dialogo. México no debe ser la excepción, se espera y se exige de la siguiente administración, el compromiso del más alto nivel para conducir a la nación en el contexto del multilateralismo y de ese nuevo Contrato Social que representa la Agenda 2030.

 

Otras entregas del autor:

https://abel-dialogando.blogspot.com/