El Congreso del Estado de Veracruz concentra el cuarto presupuesto más elevado en toda la República Mexicana, de acuerdo a la tercera edición del Informe Legislativo, elaborada por el Instituto Mexicano para la Competitividad.

El primer lugar lo ocupa la Ciudad de México, seguido por el Estado de México y Michoacán.

Este año, el Congreso Local se aprobó un presupuesto de 732, 185, 000.00 pesos para gasto en cinco secciones: servicios personales, materiales y suministros, servicios generales; transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas; y bienes muebles, inmuebles e intangibles.

El 58 por ciento de sus recursos son destinados a servicios personales, cuyo monto asciende a 421, 666, 000.00 pesos. Sin embargo, es el segundo mayor rango de gasto lo que llama la atención.

Se trata del presupuesto destinado a transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas cuyo monto destinado es de 185, 076, 000 pesos y que representa el 25 por ciento del presupuesto. Es decir, la cuarta parte. Esto de acuerdo al documento proporcionado vía Infomex, y que contempla el primer semestre de 2018.

A pesar de que las ayudas sociales disminuyeron 10 por ciento, considerando los recursos erogados durante 2017, que representó 35 por ciento de los gastos de presupuesto, estas no están contempladas en el sistema legislativo.

De acuerdo al departamento de Finanzas, Contabilidad, Programación y Presupuestos de la Dirección de Tesorería del Congreso del Estado de Veracruz ni en el primer ni en el segundo trimestre de 2018 se realizaron donaciones en especie o donaciones de dinero por este concepto (actualización al 31/07/2018).

Sin embargo en el desglose de erogaciones por Transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas aparece un monto aprobado de 185,076,000 pesos para este 2018, de los cuáles hubo una ampliación presupuestal de 474,380 mil pesos, por lo que la suma se cerró a 185,550,380 millones de pesos.

Hasta el momento se han devengado 125,582,322 pesos y se han pagado 123,980,322 pesos, lo que ha generado un subejercicio de 59,968,058 pesos.

En el desglose de estos gastos aparece un monto pagado de 120,841,165 pesos por concepto de subsidios y subvenciones; 3,139,157 pesos para ayudas sociales; y 0 pesos para donativos. Las ayudas sociales no forman parte de las actividades de un legislador, sin embargo es uno de los rubros más grandes dentro del presupuesto del congreso veracruzano.

Ramiro Suárez, investigador del área de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad, cuyos principales temas de investigación son contrataciones públicas, finanzas públicas, parlamento abierto y transparencia, destaca en uno de sus artículos que los congresos mexicanos manejan sus recursos en condiciones de opacidad y discrecionalidad.

“En los últimos seis años (2012-2017), los 32 congresos locales del país aprobaron para su gestión un total acumulado de 72 mil 384.4 mdp.1 Solamente para el ejercicio fiscal 2017, los congresos locales ejercerán, al menos, un total de 13 mil 551.3 mdp., cifra que equivale al presupuesto total del estado de Baja California Sur (13 mil 909.8 mdp) en el 2017 o al gasto de una tercera parte (739) de los municipios del país (13 mil 523.6 mdp) en el 2015.

“Aunque este monto representa apenas una pequeña fracción (0.72%) de los presupuestos totales de las entidades federativas (1 millón 879 mil 320.2 mdp3), ello no justifica las condiciones de opacidad, la discrecionalidad y el dispendio generalizado en el manejo de los recursos públicos de los congresos locales que se documenta en el Informe Legislativo.

“La función legislativa no difiere significativamente entre los congresos locales del país, sin embargo, a pesar de que cumplen funciones análogas, sus presupuestos difieren entre sí de forma sustancial. Dicha asimetría presupuestal es una medida que nos permite aproximar la ineficiencia con la que operan la mayoría de los congresos en el entendido de que podrían lograr los mismos resultados, en términos de iniciativas presentadas y aprobadas, número de sesiones de pleno, estudios financiados, etcétera, con menos recursos”, destaca en su análisis “La ineficiencia en el gasto de los congresos locales”.

Tras las pasadas elecciones del 1 de julio y dado que a partir de este mes iniciará la renovación en 29 Congresos Locales, el IMCO propone reformar las leyes de presupuesto para que los congresos se apeguen a las asignaciones aprobada, ajustar el presupuesto anual de las legislaturas de acuerdo a la inflación, y eliminar el gasto en ayudas sociales, puesto que no se trata de una función legislativa.

Veracruz- 2018-10-0315:42:22- Olivia Hernández Ortiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO