Ciudad de México- 2018-10-05- El Financiero / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

La ahora esposa de César Yáñez, coordinador de política y gobierno del gabinete de AMLO, Dulce María Silva estuvo en prisión durante 14 meses por el delito de operación con recursos de procedencia ilícita.

Esta fue recluida en el penal de San Miguel, en Puebla, tras ser acusada de recibir en cesión un terreno propiedad del apoderado de Invergroup, Edmundo Tiro Moranchel, quien fue procesado por defraudar a cientos de ahorradores poblanos.

De acuerdo con El Financiero, la empresaria denunció que, a través de distintos emisarios, intentaron obligarla a ceder los derechos del terreno a un fideicomiso y que incluso le habían ofrecido entre 10 y 30 millones de pesos y su libertad inmediata, si accedía a la petición del gobierno en turno.

Dulce obtuvo su libertad luego de que el Juzgado Quinto de Distrito fallara a su favor el amparo que había obtenido en febrero del 2017.

Sin embargo, activistas aseguraron que a la mujer se le acusaba por un contrato de cesión de derechos celebrado el 13 de marzo de 2009, y el delito que se le atribuye entró en vigor el 5 de enero del 2012, lo que significaría que se le habría aplicado en su perjuicio una ley que al momento de los hechos no era considerada como delito.

El Centro Estatal de Derechos Humanos, José Luis Tehuatle Tamayo, consideró que fue una presa política del exgobernador Rafael Moreno Valle y hoy senador de la República por el PAN.

Las autoridades nunca pudo probar que el terreno en disputa se haya adquirido con recursos ilícitos.

 

Con información de El Financiero