Xalapa- 2018-10-0811:53:02- Jesús Ruiz

 

El presidente de la asociación civil Empresas SOS, Jesús Castañeda Nevarez, afirmó que el Informe General del Resultado de la Cuenta Pública 2017 del Orfis demostró que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares fue más de lo mismo, de ahí que Veracruz pasó de un cochinero “marca Duarte” a uno “marca Yunes”.

 

El empresario recordó que en su momento fueron calificados como “coyotes” por el mandatario panista al reclamar el pago de servicios realizados a la pasada administración.

 

No obstante, su gobierno también está generando observaciones que pueden constituir faltas graves, así como daño patrimonial en dependencias como la SIOP, Sedesol, Sedarpa, Protección Civil, entre otras

 

“Nosotros nos tuvimos que aguantar las descalificaciones y no tenemos cola que nos pisen; para tener la lengua larga hay que tener la cola corta.

 

“Es desafortunado que surja esto cuando se llenaron la boca de señalar corrupción en la administración pasada, acusando a los empresarios de cómplices de actos delictivos y corruptos”, replicó Castañeda Nevarez.

 

Igualmente reprochó que extitulares de dichas dependencias como los senadores Indira Rosales San Román y Julen Rementería del Puerto, quienes estuvieron en la Sedesol y la SIOP respectivamente, ahora quieran responsabilizar a los subcomités de adquisiciones de la asignación de obras o licitaciones irregulares que han quedado al descubierto.

 

Así, pidió “que no se hagan guaje” buscando deslindarse de las observaciones que les realizó el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) responsabilizando de las irregularidades detectadas a los comités de obra.

 

Hay que recordar que el Orfis, a cargo de Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, generó observaciones en dichas dependencias en varios proyectos públicos, algunos que incluso fueron asignadas al líder estatal del PAN con licencia, José de Jesús Mancha Alarcón, quien actualmente busca repetir en el cargo.

 

No obstante, recientemente los senadores se deslindaron públicamente subrayando que las asignaciones o licitaciones son responsabilidad de los comités de obras, los cuales están integrados por miembros de la iniciativa privada.

 

Así, Castañeda Nevarez reprobó que ahora el gobierno busque “reventar el hilo por lo más delgado” responsabilizando a las cámaras empresariales, aseverando que las asignaciones de obra pública “siempre vienen de arriba”.

 

“Las instrucciones vienen de arriba, que no se hagan ‘guaje’; los subcomités de adquisiciones son reuniones meramente informativas, no aprueban nada y solamente se dan por enterados, es una práctica corrupta y cínica que persiste de los exfuncionarios porque se atreven a señalar culpas donde no las hay”, lamentó el presidente de la asociación civil Empresas SOS.

 

Finalmente, Castañeda Nevarez pidió a los actuales diputados de la LXIV Legislatura, con mayoría panista, que no se conviertan en comparsas de actos cínicos de la actual administración, pues deben de cumplir con su promesa de llevar los actos de corrupción hasta las últimas consecuencias.

 

“No solo es por el juicio de la historia, es un juicio presente en donde vimos una administración que se jactó de hacer las cosas bien ante un cochinero que le heredaron, pero parece que se pasó de un cochinero marca Duarte a otro con marca Yunes”, planteó.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO