Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

Apoyado en que “Dios está siempre de lado de los batallones más fuertes”, según lo dijo Francois-Marie Arouet (1694 – 1778) más conocido como Voltaire;  sin duda uno de los principales exponentes de La Ilustración…

Pedro Sánchez, el actual presidente de España, de tendencia abiertamente franquista, aunque no lo reconozca abiertamente, pero que se aprovecha del cargo utilizando aeronaves del Gobierno para ir a conciertos y para hacer acto de presencia en la boda de su cuñado, bajándose del helicóptero en medio del festejo para llamar la atención -cosas de los jóvenes que gobiernan sin tener madurez-…

Queriendo quedar bien con los descendientes del dictador Francisco Franco Bahamonde (1892 – 1975) y con los decadentesBorbones –amigos todos ellos y vinculados a negocios-…

Se ha dado por vencido y, sin argumentos legales para impedir que los restos mortales del polémico personaje sean depositados en una cripta que la familia compró hace como 30 años, según dicen, pagando 150 mil euros por el derecho de “descansar” debajo de la catedral de La Almudena en el centro de Madrid; que como todas las catedrales basílicas y templos que, con el pretexto absurdo de que son las casas de dios, son un insulto a los pobres…

El caso es que ya como Presidente, el amigo Pedro Sánchez, queriendo quedar bien con los ciudadanos, propuso sacar los restos del autollamado “Generalísimo Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios” fueran exhumados del Valle de los Caídos, donde bajo una lápida se encuentra rodeado de miles de sus víctimas…

Pero pensó que una vez desenterrados serían trasladados al Panteón del Prado donde “reposan” los de su esposa.  Pero anda, que la familia del por muchos catalogado como genocida, se propuso que fuera en la cripta familiar de la citada Catedral de La Almudena… 

El caso es que por lo visto, entre otras cosas, las Catedrales finalmente sirven para albergar los restos de los asesinos…

Y a todo esto, el Papa argentino que se hace llamar Francisco, tambaleándose aún por los señalamientos del Cardenal Carlos María Viganó, ex Nuncio en la Unión Americana que lo señaló directamente a él como protector de pederastas y por ello pidió que renunciara…

Expulsó a los ahora ex obispos chilenos José Francisco Cox de 85 años de edad; y Marco Antonio Órdenes Fernández de 54, que están siendo investigados por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que es la que se encarga de esas cosas…

Y de paso aceptó la abdicación del arzobispo de Washington, el influyente cardenal Donald Wuerl, acusado de negligencia por no haber actuado en los casos de pederastia en Pensilvania, de donde fue obispo durante el tiempo en que más de 300 depravados sexuales abusaron de más de mil menores de edad…

Y si el argentino solo se hubiera conformado con aceptar la renuncia de los protectores a pesar del consabido perdón y las disculpas que el Cardenal ofreció “por los eventuales errores de juicio del pasado”, en vez de entregarlos a la Justicia para que fueran debidamente castigados por sus deplorables actos; malo…

 Pero en la carta subida a la Red en la que el Papa acepta la dimisión del Cardenal, también lo elogia ¿? por haber priorizado los intereses de la congregación a los propios…

Y agregó, tal vez disculpándose a sí mismo, “Usted tiene elementos suficientes para justificar sus acciones y distinguir entre lo que significa encubrir delitos, o no enfrentar los problemas y cometer algunos errores” ¿? Pero dijo más…

“Sin embargo su nobleza le ha llevado a no elegir esa forma de defensa.  Por ello estoy orgulloso ¿?  y le doy las gracias ¿? 

Lo que nos lleva a recordar las palabras de Thomas Henry Huxley (1825 – 1895) cuando dijo: “El dogma de la infalibilidad de la Biblia ha ido perdiendo su fuerza, como la ha perdido la infalibilidad de los Papas”. 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.