Por Angeheca

No se han encontrado grandes diferencias de la actual administración municipal con respecto a las anteriores: el trabajo es el mismo, no hay proyectos novedosos ni originales, obra pública dudosa, no se han mostrado los cortes de caja que en campaña prometieron, programas de asistencialismo, etcétera.

El lunes 24 de septiembre un puñado de personas bloqueó la carretera a la entrada de Teocelo, incomunicando varios municipios afectando a miles de terceros. Esto no tendría relevancia, sólo que en esta ocasión la manifestación fue motivada por el propio Presidente Municipal, anunciándolo el jueves anterior por radio.

La manifestación también se realizó en la Delegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para presionar a las autoridades competentes a terminar las obras que en la administración municipal anterior no se terminaron, pero sí cobraron el dinero.

Hace bien el Presidente Municipal en gestionar las obras inconclusas, sin embargo, parte de la población se pregunta: ¿Dónde están los oficios en los que solicita el arreglo?, ¿Dónde está la denuncia con la que le ha dado seguimiento a este caso?, ¿Cuándo y dónde ha exhibido esa documentación que respalda la correcta e institucional gestión del asunto?

Es por eso que gran parte de la población no estuvo de acuerdo en bloquear la carretera, ya que de entrada los primeros afectados son los habitantes de Teocelo y municipios cercanos que, aparte de llegar tarde a sus trabajos, fueron puestos en peligro al tener que caminar por la barranca, la misma que esta administración municipal ha subrayado en que es muy peligrosa. Ni hablar de los vehículos estacionados bajo las piedras y árboles con mayor riesgo de ser aplastado si se hubieran desprendido en ese momento.

El hecho preocupa ya que, no ha pasado ni un año y esta administración ha utilizado un recurso ilegal para hacerse notar. Sin embargo, si el Gobierno de Estado procediera con denuncias por los hechos, los culpables serían las personas que bloquearon la carretera, que por cierto, sólo eran de Baxtla, algunos maestros que se ven afectados al circular por esas vías y algunos de la cabecera municipal y no gente de varias localidades o municipios. Y no menos importante es señalar que estaban a las órdenes, por celular, con alguien que se encontraba en Xalapa. Pocos afectaron a muchos.

Quienes orquestaron y bloquearon, además de violar la ley, también evidenciaron al gobernador, pues en octubre de 2017 advirtió que “indígenas o no, a nadie se le permitirán más bloqueos carreteros en el Estado” y aquí sucedió. Y mucho peor fue la actitud de algunas personas cuando, al acercarse el Delegado de Política Regional para intentar liberar el paso y explicarles que lo que hacían era ilegal, lo retaron a retirarlos por la fuerza pública. Ahí salió a relucir que el actual Presidente Municipal nunca ha recibido al Delegado desde el inicio de esta administración.

Después de firmar una minuta de acuerdos entre la SCT y “representantes” de Teocelo en Xalapa, la cual no se sabe qué dice o cuáles fueron los acuerdos, el martes reiniciaron los trabajos en la carretera Teocelo-Baxtla. La impartición de justicia es selectiva, y la presión, atropellando los derechos de otros, dio resultado.

****

Desde Teocelo nos gusta tomar los buenos ejemplos del país, y por ello plasmamos lo que en otras ciudades se hace: existe el ejemplo y antecedente en el que tiendas “Oxxo” al estar frente a un hospital, se les tiene prohibido vender bebidas alcohólicas. Bien puede ser una verdadera muestra de progreso, que el que pretende establecerse en Teocelo, y estará frente al nuestro Hospital Regional de segundo nivel, tampoco lo haga.

La ciudadanía de Teocelo necesita un lugar dónde pagar los servicios, no otro establecimiento que viole la fracción cuarta del artículo 23, capitulo II “De los requisitos para obtener licencias” del Reglamento de Comercio, Industria y Espectáculos del Municipio de Teocelo, el cual dice: “Que no exista escuela, centro de trabajo, centro deportivo, cultural, religioso u otros lugares de reunión públicos, en un radio de acción de ciento cincuenta metros…” publicado en la Gaceta Oficial del Estado el día 7 de marzo de 2013.

Justa es la petición y de paso que se ponga orden en los innumerables comercios que violan esta ley.