Al aumentar los decibeles de la confrontación pública entre quienes llegan y quienes se van, también se ensancha la brecha del desencuentro sin conciliación posible, lo cual da origen a dislates como éste: “Cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecerla”, una máxima expresada no por un académico en cátedra de Derecho constitucional, sino por Erick Cisneros, quien será Secretario de Gobierno en el gabinete de Cuitláhuac García. La espeluznante expresión debiera ser acompañada por una explicación que nos exponga las razones para identificar cuándo una ley es injusta, o nos parezca injusta. El enunciado no es afortunado, es más bien preocupante porque pudiera reflejar el caso de voluntarismo autoritario, muy lejano a la esperanza de un Veracruz mejor, viviendo en armonía en el marco de un Estado de Derecho.