Xalapa- 2018-10-0316:24:50- El gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, devolvió a los diputados locales el decreto que reformó el artículo 196 del Código Penal del estado que sancionaba el “acoso cibernético”, mismo que fue señalado como “Ley Anti-memes”.

La propuesta fue presentada por el diputado local, José Kirsch Sánchez, quien fue desconocido por la bancada del PRD y se señaló como inconstitucional bajo el argumento de que violentaba la libertad de expresión de los ciudadanos.

El legislador propuso la adición del capítulo III BIS, con la denominación “Acoso Cibernético” y, en éste, el artículo 196 bis, al título VI del Libro Segundo del Código Penal del Estado, lo que fue aprobado por el pleno el pasado 27 de septiembre.

Con esos cambios se definía el acoso cibernético como el uso de medios de comunicación digitales para acosar a una persona o grupo de personas, mediante ataques personales, divulgación de información confidencial o falsa, entre otros medios, implicando un daño recurrente infligido a través de medios electrónicos que cause angustia emocional y preocupación al afectado.

En la sesión extraordinaria de este miércoles la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, María Elisa Manterola Sainz, ordenó que el oficio de Yunes Linares fuera depositado en la Secretaría General, para que siga el trámite legal respectivo.

La reforma al referido numeral del Código Penal también planteaba penas, multas y procesos contra aquellos que discriminaran a otros por cualquier motivo.

Las sanciones punitivas y económicas se aplicarían a aquellas personas que difundieran imágenes comprometedoras de personas (reales o ficticias), que pudieran provocarle pena o problemas a la víctima, sean en primera persona o en sus relaciones interpersonales.

Además por subir fotos para avergonzar a alguien; usurpar la identidad de una persona, con perfiles falsos que sólo sirven para atacar la reputación de los afectados; “hackear” el correo a alguien, leer sus mensajes y prohibir el acceso con el cambio de contraseñas.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO