El 2 de octubre encierra un significado especial para este país, es una fecha inolvidable porque marca una fuerte ruptura entre la juventud estudiosa y el sistema político mexicano. Las causas subyacentes del Movimiento Estudiantil de 1968 son la acumulación de una inconformidad ya manifestada entre el gremio magisterial,  el ferrocarrilero y el médico, expresadas en respectivas manifestaciones públicas reprimidas por un Sistema que vio amenazada su sobrevivencia y reprimió con violencia extrema a los estudiantes. Tal pareciera que en nuestro país se reciclan los acontecimientos de trascendencia en años con 8: 1968, 1988 y 2018, porque cada cual representa un hito histórico.