La Marina y el Ejército han desplegad, en promedio,o a nueve mil 765 elementos cada mes en este sexenio para realizar labores de seguridad pública y combatir al crimen organizado.

De acuerdo con documentos de ambas instituciones consultados por el diario Excélsior, los marinos y soldados fueron movilizados debido a la corrupción de los policías y su cooptación por parte de cárteles, pero también ante el incremento de delitos como robo, huachicoleo, extorsión, homicidio, secuestro y desapariciones.

La institución en la que más ha recaído el apoyo para las tareas de seguridad pública y combate contra el narcotráfico en la actual administración es la Marina, al desplegar un total de 571 mil 968 elementos entre 2013 y 2017, a través de 512 operativos en las 32 entidades del país. En contraste, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), asignó a 13 mil 961 integrantes para efectuar 120 operativos.

Los datos indican que la institución en la que ha recaído el apoyo de las tareas de seguridad y combate contra narcotráfico durante este sexenio es la Marina, al desplegar a 571 mil 968 elementos entre los años 2013 y 2017 a través de 512 operativos en las 32 entidades del país.

En contraste, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asignó a 13 mil 961 integrantes para efectuar 120 operativos.

En 2013 ambas instituciones movilizaron 72 mil 719 elementos; en 2014, 48 mil 324; 2015, 150 mil 530; 2016, 209 mil 220, mientras que el año pasado fueron 105 mil 136

De acuerdo con los documentos de ambas dependencias, el personal asignado a realizar el trabajo que le corresponde a los policías municipales y estatales se ha concentrado principalmente en Tamaulipas, Sinaloa, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Chiapas y Ciudad de México.

Tan sólo en 2017, la Marina movilizó mensualmente tres mil 409 elementos en Veracruz; tres mil 23 en la Ciudad de México; mil 301 en Tamaulipas; mil 228 en Chiapas; mil 144 en Michoacán; mil 67 en Sinaloa; 722 en Quintana Roo; 678 en Oaxaca y 603 en Guerrero.

Los operativos realizados van desde asumir el control de la seguridad en municipios, apoyar en la seguridad de los habitantes, combate al huachicol o en la captura de narcotraficantes o integrantes del crimen organizado, como Joaquín Guzmán Loera, El Chapo; recapturado por primera vez en Mazatlán, Sinaloa, así como a Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, líder del cártel de Tláhuac, quien fue abatido en la CDMX.

Con información de Excelsior