[Columna Bitácora Política]

Por Miguel Angel Cristiani G.

  • Los diputados aprueban en sesión secreta del presupuesto de gastos para 2019
  • deberá de ser menor a los poco más de 732 millones de pesos de este año
  • La mayoría de MORENA tendrá que aplicar las políticas de austeridad

 

En sesión extraordinaria con carácter de privada, como si se fueran a tratar asuntos de seguridad nacional, el Congreso del Estado se auto aprobó este miércoles el anteproyecto de presupuesto para el ejercicio fiscal 2019, que se supone, que de acuerdo con las políticas de la “Cuarta Transformación” de plena austeridad, debería de ser menor al que se manejó este año que fue de un total de $732, 185,000.00.

A puerta cerrada, sin testigos incómodos, como pueden ser los periodistas, reporteros, fotógrafos y público en general, la presidenta de la mesa directiva diputada María Elisa Manterola Sainz pidió de la manera más atenta posible a todos los presentes, menos los y las diputadas, que abandonaran el salón del pleno, para que pudieran acordar de manera secreta el presupuesto que habrá de gastar el año entrante el Poder Legislativo.

Se supone que el presupuesto del Congreso del Estado para el año próximo deberá de ser menor a los poco más de 732 millones de pesos que se gastaron este año, porque de acuerdo con la política de austeridad de MORENA, se deben de hacer recortes a sueldos y gastos superfluos e innecesarios, como se viene haciendo hasta ahora.

Como en la próxima legislatura que estará en funciones el año entrante ya va a ser mayoría la fracción de MORENA entonces -se supone- deberán de poner en práctica lo que ya se ha empezado a hacer a nivel federal, reducir gastos, bajar sueldos y quitar prestaciones a los y las diputadas.

Y que no nos vayan a salir con el cuento de que no hay de donde hacer recortes y ajustes al gasto.

Nada más hay que darle una ojeada al presupuesto que se está ejerciendo -gastando- este año, en cuatro rubros principales: para Servicios Personales es decir pago de sueldos y prestaciones son $471,666,000.00; para Servicios Generales otros $81,330,000.00; para Transferencias, Asignaciones, Subsidios y otras ayudas son 185,076,000.00 y para Materiales y Suministros $17,568,000.00.

Nada más con que desaparezcan el renglón de “Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Otras Ayudas se estarían ahorrando esos más de 185 millones de pesos al año.

Porque, además, se supone que el trabajo de los legisladores no es el de hacer programas sociales -que eso le corresponde a otras instancias de gobierno- lo suyo es legislar y en dado caso vigilar que se cumpla con la aplicación de los recursos públicos.

Pero en ninguna ley ni reglamento está establecido que los diputados deban de andar repartiendo ayudas.

En ese rubro de Subsidios y Subvenciones se gastan -se supone- la muy respetable cantidad de $174,363,913.00. Pero, todavía hay más, para “Ayudas Sociales” que vaya usted a preguntar que canijos significa eso, se gastan $8,192,087.00 y para andar dando “Donativos” con sombrero ajeno porque no es su dinero sino el del pueblo, se gastan otros 2,520,000.00.

Otro renglón en donde hay mucho que cortar es en el de “Servicios Generales” en donde de los $81,330,000. Casi 32 millones de pesos se destinan para pagar servicios de traslado y viáticos, para “servicios de Comunicación Social y Publicidad” otros casi 13 millones de pesos, 12,950,000.00 para ser más exactos, Otros casi cuatro millones y medio de pesos son para “Servicios Básicos” que vaya usted a saber cuales son esos “servicios”.

Aunque pareciera ilógico, también se paga por “servicios de arrendamiento” no se sabe si son vehículos o edificios, pero se erogan 1,825,000.00 al año.

Otra más, para Servicios Profesionales, Científicos, Técnicos y Otros Servicios, se destinan 6,903,014 pesos del multimillonario presupuesto.

Y como diría Raúl Velasco: Aún hay más, para pagar Servicios Financieros, Bancarios y Comerciales se va otros 1,054,100.00 pesos.

Hay también 2,800,000.00 pesos para Servicios Oficiales.

Dentro del renglón de Materiales y Suministros, se cuenta con casi tres millones de pesos, 2,990,000.00 para los festejos y celebraciones de ya saben quien.

Pero como al parecer lo que se trata es de gastar el dinero del presupuesto -del pueblo diría Pancho López- entonces se tienen otros 3,271,305.00 pesos para combustibles, lubricantes y aditivos.

Aunque usted no lo crea, en el Congreso del Estado de Veracruz, este año se van a gastar casi ocho millones de pesos $7,921,895 para Productos Químicos, Farmacéuticos y de Laboratorio.

Renglón aparte merece el gasto de Servicios Personales, que es en lo que se gasta la mayor parte, es decir en sueldos, remuneraciones y compensaciones, que suman un total de $421,666,000.00.

De esos más de cuatrocientos veintiún millones de pesos, 63,115,195.00 son para remuneraciones al personal de “carácter permanente”, y casi una cantidad semejante es para pagar a “personal transitorio”, con $58,786,254.00.

Aquí también hay remuneraciones adicionales y especiales por otros $62,932,471.00 casi sesenta y tres millones de pesos.

Y sigue la mata dando, para otras prestaciones sociales y económicas se van otros 184,099,685.00 pesos.

Para pago de “Estímulos a Servidores Públicos” se destinan casi 34 millones de pesos, $33,502,075.

Así las cosas, con toda razón los y las diputadas del Congreso del Estado, tuvieron que sesionar en secreto, para que los veracruzanos no nos enteremos como y en que se reparten los $732, 185,000.00. que se auto autorizaron para sus gastos y chuchulucos.

Y a todo esto, comenta Pancho López el filósofo auditor de mi pueblo que el ORFIS en su informe de auditoria del presupuesto del año pasado, no encontró nada irregular en el gasto del Congreso del Estado, aunque también usted, no lo crea.

Contáctanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Blog: http://bitacorapolitica.com

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es