Una bomba fue enviada al domicilio de Hillary y Bill Clinton y otro más a la residencia del ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama este miércoles.

“Los paquetes fueron inmediatamente identificados como potenciales dispositivos explosivos durante un chequeo de rutina del correo y fueron procesado como tales”, informó el Servicio Secreto en un comunicado.

“Los destinatarios no recibieron los paquetes y nunca estuvieron en peligro de recibirlos”, agregó.

El primer aparato fue enviado al hogar de Hillary y Bill Clinton en Chappaqua, un suburbio ubicado en el norte de Nueva York.

El segundo dispositivo tenía como dirección el hogar del expresidente Barack Obama en Washington.

La oficina del FBI en Nueva York aseguró, a través de su cuenta de Twitter, que el equipo antiterrorismo colabora con elementos de la policía federal, estatal y local en las investigaciones sobre el paquete enviado a los Clinton.

Nick Merrill, portavoz de Hillary Clinton, afirmó que ninguno de los paquetes llegó a su destino.

De acuerdo con un oficial de la policía, el dispositivo es similar al encontrado el lunes en la casa del millonario George Soros y que fue detonado en un bosque cercano a su residencia.