Xalapa- 2018-10-0513:17:05- Representantes de diversos países de América Latina, entre ellos México, y de estados como Veracruz, manifestaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) los impactos negativos, como la violación de derechos humanos y ambientales, que tiene como consecuencia la explotación de energéticos no convencionales mediante la técnica de fractura hidráulica o fracking, informó la Alianza Mexicana contra el Fracking.

En México, el estado de Veracruz es uno de los más afectados por la explotación de estos pozos, lo cual atenta contra los derechos de comunidades, incluyendo a pueblos originarios en la región del Totonacapan.

“Específicamente en el municipio de Papantla, Veracruz, donde la población pertenece mayoritariamente al pueblo Totonaca, esta técnica de explotación ha provocado el desvío de manantiales y el desecamiento de pozos artesianos, con lo que muchas comunidades perdieron sus fuentes de agua y han visto comprometida su salud y deterioradas sus condiciones de vida”, manifestó Alejandra Jiménez, de la Alianza Mexicana Contra el Fracking.

LeticiaCruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO