Los senadores veracruzanos del PAN, Indira Rosales San Román y Julen Rementería del Puerto argumentaron que no fueron los responsables de asignar obra pública como titulares de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, respectivamente.

Al respecto, argumentaron que cualquier proyecto es asignado por los comités de adquisiciones los cuales están integrados por funcionarios, por integrantes de la sociedad y miembros de la iniciativa privada.

Así, se deslindaron de la asignación de obra pública que benefició al líder estatal del PAN con licencia, José de Jesús Mancha Alarcón, misma que resultó con observaciones en el Informe de la Cuenta Pública de 2017 que presentó el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS).

Este domingo los senadores acudieron a la oficina del Comité Directivo Estatal del partido para el registro de planilla y entrega de firmas de Mancha Alarcón para ser candidato a dirigente estatal del partido, reiterándole su respaldo pese a la polémica que se suscitó por los beneficios que recibió en el actual gobierno.

Hay que recordar que el ORFIS registró un probable daño patrimonial por 4 millones 771 mil 574.00 pesos, además de presuntas faltas administrativas graves por 45 millones 289 mil 562.48 pesos en la SEDESOL durante la gestión de Rosales San Román.

Por su parte, el órgano fiscalizador realizó una observación que podría derivar en una falta administrativa grave en la SIOP durante el periodo de Rementería del Puerto por un monto de casi 73 millones de pesos, lo que incluye asignar irregularmente una obra a una empresa a Mancha Alarcón.

Al respecto, la senadora vaticinó que todo será subsanado en la siguiente etapa de fiscalización y el senador añadió que en su caso no existió daño patrimonial, solo una observación de carácter administrativa que corresponde al Comité de Adquisiciones aclarar.

Rosales San Román también mencionó que todas las adquisiciones que se realizan en la SEDESOL son mediante el Comité de Adquisiciones, es decir que no son responsabilidad del titular o del encargado de la Unidad Administrativa.

“Pasa por un proceso en el cual se encuentran involucradas áreas de la Secretaría, así como organismos privados.

“Todo esto es algo que tienen que tomar y se encuentra dentro de la auditoría y la verdad es que yo me encuentro totalmente tranquila, puesto esto será aclarado durante la siguiente etapa”, declaró la senadora en entrevista”.

Por su parte, Rementería del Puerto destacó que el propio auditor del ORFIS manifestó que no hubo irregularidades o empresas fantasmas en su paso por la SIOP, de ahí que no existió daño patrimonial.

“Respecto a la intención de seguir revisando es bueno, porque va a permitir dar por concluido este ejercicio en lo que no se hizo nada más que lo correcto o lo que la Ley señala. No hay ningún acto ilegal, todo es apegado a la norma, a la Ley de Obra pública del Estado y de la Federación (…).

“Las licitaciones se dan a través de un ejercicio público nacional, de máxima publicidad, en una plataforma que ni siquiera maneja la dependencia y ahí se inscribe todo el que quiere y los comités de obra pública”, replicó,

El panista comentó que el comité en la SIOP se integra por múltiples funcionarios de la dependencia, de la Secretaría de Finanzas, de la Contraloría, de los organismos, de la sociedad e intermedios, como por ejemplo la CMIC y la COPARMEX junto con los colegios de ingenieros y de arquitectos.

Xalapa- 2018-10-0715:51:11- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO