El presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, encabezó la ceremonia de izamiento de la Bandera Nacional a media asta, para conmemorar el 50 aniversario del 2 de octubre de 1968.

Acompañado por una veintena de legisladores, así como del exlíder estudiantil del 68, Pablo Gómez Álvarez, se realizó la ceremonia en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México.

Batres Guadarrama destacó la importancia de rendir un homenaje para recordar a los estudiantes y profesores que participaron en ese movimiento social hace cinco décadas.

El Senado de la República solicitó la semana pasada al gobierno de la Ciudad de México la construcción de un monumento en honor a los estudiantes que participaron en el movimiento de 1968, en una de las dos glorietas que se ubican sobre Paseo de la Reforma

Por su parte,  este lunes 1 de octubre fue inaugurado en el Centro Cultural Tlatelolco el Monumento a la ausencia, un proyecto de Yael Bartana que surgió de una convocatoria internacional organizada por el Centro Cultural Universitario Tlatelolco en colaboración con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas para conmemorar a quienes sufrieron la represión al Movimiento Estudiantil de 1968.

Con información de Excelsior y Proceso