En los últimos dos sexenios la Procuraduría General de la República (PGR) ha perdido a la mitad de los policías que tenía para investigar delitos federales y detener a los probables responsables de cometerlos. Mientras que en el 2006 registraba más de 8 mil elementos en sus filas,  hoy tiene sólo 4 mil 79 elementos.

Sin tomar en cuenta que no todos los policías de la PGR investigan delitos, pues hay algunos comisionados como escoltas o vigilantes, actualmente, cada agente del Ministerio Público Federal (MPF) tiene, en promedio, a un solo policía ministerial para que lo apoye en los casi 35 casos nuevos que se le suman al año.

Datos oficiales de la Procuraduría proporcionados vía solicitudes de transparencia por el equipo del portal noticioso Animal Político, revelan que fue en el gobierno de Felipe Calderón donde comenzó la caída significativa en el número de policías ministeriales PGR (conocidos antes como agentes federales de investigación AFI) la cual continuó hasta mediados del actual sexenio.

En 2006 la PGR contaba con 8 mil 127 agentes federales. Para 2008 la cifra de elementos ya había caído a poco menos de 6 mil elementos. Y en 2012, último año del sexenio de Calderón, la cifra era de 3 mil 670 elementos.

La cifra continuó en descenso en la primera parte del actual sexenio con  3 mil 621 agentes en 2013 y 3 mil 492 en 2014. Así, en ocho años, la PGR perdió el 57 por ciento de su estado de fuerza policial para investigar delitos federales.

A partir de 2015 el número de elementos de la Policía Federal Ministerial se ha incrementado ligeramente y ha pasado a 3 mil 620 elementos en 2016, a 3 mil 922 en 2017 y 4 mil 79 en 2018. Pero aun con ello el estado de fuerza sigue siendo de apenas la mitad en comparación a lo que se tenía en el actual sexenio.

¿Por qué la caída drástica en el número de policías? De acuerdo con autoridades federales esto tuvo como detonante la decisión del gobierno de Calderón de privilegiar el fortalecimiento de la Policía Federal con unidades de investigación, inteligencia, y antidrogas. Ello provocó que parte de la estructura material y humana de la entonces AFI se trasladara a la otra dependencia.

A ello se suma que los programas de reclutamiento no han logrado compensar la baja de elementos de la institución. De acuerdo con datos que también fueron entregados vía transparencia, de 2012 a 2018 un total 1 mil 59 elementos de la Policía Federal Ministerial fueron dados de baja por distintos motivos, entre ellos 332 que no superaron los exámenes de control de confianza, y 55 que incurrieron en delitos y hoy están sometidos a un proceso penal.

Con información de Animal POlítico