La toma del Congreso del Estado podría extenderse hasta el próximo domingo, día en que debe de iniciar trabajos la próxima LXV Legislatura.

 

Durante la mañana han llegado varias camionetas con sillas y comida para los militantes, trabajadores de Morena y diputados que pernoctaron afuera del Palacio Legislativo tras cerrar los accesos del mismo.

 

Además comenzaron a instalarse lonas y colchonetas para mantener tomado el edificio hasta que sea necesario.

 

Por su parte el actual coordinador de los legisladores de este partido, Zenyazen Escobar García, detalló que ha dialogado con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio Hernández, quien insiste en dictaminar temas como otorgar 150 patrullas para al municipio de Veracruz.

 

Recordó que el puerto jarocho es gobernado por Fernando Yunes Márquez, hijo del mandatario Miguel Ángel Yunes Linares, de ahí que en su opinión el PAN solo busca favorecerse y ver por sus intereses.

 

“Quieren causar alguna afectación al siguiente gobierno; por esta razón no vamos a soltar y vamos a seguir aquí hasta que tomen protesta los próximos diputados este domingo”, aseveró.

 

Posteriormente el secretario general del Sindicato del Congreso, José de Jesús Rodríguez Hernández, permitió a los empleados de base retirarse del edificio, argumentando que las negociaciones entre los diputados no avanzan.

 

Comentó que de continuar la toma del Congreso el proceso de entrega-recepción podría verse afectado, pero los empleados han laborado en tiempo y forma hasta el momento.

 

“Hemos hablado desde la mañana con las autoridades y esto no se mueve (…); por eso indicamos a los trabajadores que pueden retirarse y regresar mañana”.