De presentarse lluvias por las noches podría aumentar la cifra de más de 300 familias afectadas por el derrame de hidrocarburo en un promedio de cinco kilómetros del arroyo ‘Tepeyac’, de Nanchital, quienes también están resultando con problemas en la salud, declaró Ricardo José Castelo González, director de gobernación de la localidad.

“La cifra de personas afectadas puede ir creciendo porque el derrame igual puede irse intensificando con las lluvias que en el mayor de los casos se están dando en las noches y eso provoca que se expanda el producto lo que causa que avance la contaminación”, mencionó.

CONTINÚAN PERSONAS AFECTADAS EN SU SALUD

Castelo González, comentó que debido al intenso olor el lunes por la noche se continuó albergando a familia en una de los establecimientos que se destinó para la situación, ya que hubo personas afectadas con mareos, vómitos y dolor de cabeza, a quienes están procurando brindar atención médica inmediata.

“Para los habitantes cuando llega la noche es más complicado, pues con la densidad de la neblina y la humedad hacen que los vapores se eleven a cierto nivel del río y es lo que provoca que los olores sean más perceptibles”, detalló.

Reveló que al respecto Petróleos Mexicanos (Pemex) guardan total hermetismo, ya que no han querido dar informes precisos en cuanto a que si la fuga ya fue controlada, pese a la exigencia por la alcaldesa Zoila Balderas.

“La alcaldesa está muy preocupada por ese tema exigiéndole a Pemex que de principalmente resultados”, manifestó.

Indicó que para la contingencia se autorizaron nueve albergues, pero hasta el momento sólo funciona uno que son las instalaciones del instituto de Desarrollo Integral para la Familia (DIF), donde en promedio cada noche han albergado un aproximado de 250 personas.

“Anoche (lunes) tuvimos aproximadamente como a 40 personas y esa estancia por ahora permanece abierta toda la noche”, externó.

Precisó que el hecho causó alarma entre los habitantes el pasado 5 de octubre, ya que diversas especies animales murieron y se tuvo que evacuar un promedio de 90 familias asentadas en las inmediaciones del arroyo y se cancelaron las clases pero ahora ya fueron retomadas, para evitar afectar los estudios de los alumnos.

Cabe hacer mención que el derrame se originó en un ducto propiedad de Pemex Transformación Industrial, que se ubica en un rancho particular cerca de la colonia Los Coquitos.

Coatzacoalcos- 2018-10-0916:51:56- Miralda Cadena / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO