Para defender las acciones de la administración de Peña Nieto, sobre todo las referentes l aumento de precio de los combustibles, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, dijo este jueves que los “pobres no comen gasolina, comen tortilla”.

“El pollo, en la administración del presidente Calderón subió 58%, en lo que va del sexenio sólo ha subido 19.9% de acuerdo al INEGI; la tortilla, en el sexenio anterior subió 66.2%, en este sexenio subió a 17%. Así nos la podemos seguir. En el caso del huevo, en el sexenio anterior, claro, por la gripe aviar, dobló el precio, de acuerdo como lo recibimos el 1 de diciembre lo estamos entregando exactamente en el nivel que lo recibimos después de seis años. En fin, aquí hay que medir, los pobres no comen gasolina, comen tortilla, leche y huevo”, dijo Guajardo al contestar los comentarios de algunos legisladores.

Con el presidente panista Felipe Calderón, el pollo subió 58% y con Peña sólo ha subido 19.9%. La tortilla con el gobierno anterior, según el INEGI, subió 66% y con Peña sólo 17% (…) el huevo dobló su precio en la administración anterior –por la gripe aviar, acotó– y lo entregaremos en el mismo nivel en el que lo recibimos tras seis años, detalló el funcionario.”Y así nos la podemos seguir”, agregó, para luego ser interrumpido por aplausos de algunos senadores.

Antes, lanzó una aclaración:

“No es mi estilo hacer esto pero a veces es necesario, debido al tono de las participaciones. Déjenme comentarles sobre proteger a los pobres y utilizar los instrumentos de competencia y de apertura de importaciones para poder generar esa competencia”, dijo, “no es mi estilo el contraste de confrontar sexenios, todos debemos asumir nuestra responsabilidad como funcionarios públicos”.

Dijo que gracias al trabajo de la administración del Presidente Peña –Enrique Peña- y al Legislativo mexicano, hubo una ley de competencia económica, que garantice realmente la protección contra el ejercicio de prácticas ilegales de concentración.