La lucha por la presidencia estatal del Partido Acción Nacional ha sido desigual y cerrada para quienes no sirven a los interés del caudillismo que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares, acusó el excandidato a ese cargo, Agustín Andrade Murga.

Afirmó que con la venia de quien maneja al panismo y a los panistas en la entidad, la dupla formada por Joaquín Rosendo Guzmán Avilés y José de Jesús Mancha Alarcón literalmente se repartió a la militancia en los 212 municipios incluso haciendo campaña muy anticipada.

En con secuencia, cuando él pasó, ya todo estaba distribuido entre aquellos dos, quienes le llevaban la ventaja del tiempo anticipado y los recursos para moverse sin problemas por todos los rincones.

“Fue una competencia muy desigual, dadas las condiciones geográficas del estado. Quise demostrar también cómo un panista de a pie no puede completar las 2 mil 400 firmas necesarias, de un total de 23 mil y fracción de militantes panistas en el estado, en al menos 160 municipios.

“Muchos de ellos ya estaban acaparados por los otros 2 candidatos; habían pasado incluso antes de que saliera la convocatoria, ya habían peinado todos esos municipios y ya no había más firmas que recabar porque ellos acapararon todas, prácticamente nos dejaron fuera de la contienda.

“Me marginaron para no poder participar, dado que somos una propuesta distinta a las otras 2. Las otras 2 propuestas dependen de un mismo caudillo que todos conocen en Veracruz, que es Miguel Ángel Yunes Linares y su familia, y esas propuestas de alguna manera representan lo mismo, el continuismo de lo mismo”, señaló Andrade Murga.

A pregunta expresa admitió que ésas han sido las consecuencias del pragmatismo en que se sumergió el PAN en el estado de Veracruz a partir de que se convirtió en gobierno federal desde el año 2000, pues los grupos de interés se encargaron de comprar a todo el que está dispuesto a venderse.

Cabe recordar que desde la administración municipal de José Ramón Gutiérrez de Velasco Hoyos y la dirigencia estatal de Alejandro Vázquez Cuevas ‘el Pipo’, numerosos panistas denunciaban que el pragmatismo de Vázquez Cuevas marginó a militantes de cepa y trayectoria para introducir a arribistas e incluso tránsfugas de otros partidos, pero con mucho dinero para comprar candidaturas y votos.

Decían además que aunque esos personajes se fueron del PAN desde hace tiempo, las malas mañas se quedaron adentro, incluida la estrategia de comprar todo lo posible.

Veracruz- 2018-10-20 HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO