Durante mucho tiempo los mexicanos hemos venido escuchando el diferendo sobre la construcción del aeropuerto de la CDMX, Texcoco o Santa Lucía, si se suspendía la obra en Texcoco el país sufriría descrédito y habría pérdidas económicas muy cuantiosas. Sin embargo, desde antes de conocerse el resultado de la “consulta”, Andrés Manuel López Obrador asegura que “no pasará nada”, que “los empresarios están de acuerdo”. Pues ya se llevó a cabo la consulta, el resultado favoreció la opción por Santa Lucía, se paraliza Texcoco y estamos esperando a ver qué sucede. En ese contexto empezaremos a observar cuánto ocurrirá, si efectivamente los mercados reaccionarán negativamente y México perderá crédito político y financiero o, como asegura López Obrador, “no pasa nada”.