Política al día Express
Por Atticuss y Francisco Licona

 

AMORES PERROS ENTRE HIPÓLITO RODRÍGUEZ Y LA EX ADMINISTRACIÓN de Américo Zúñiga. El ORFIS detectó un presunto daño patrimonial en la administración de Américo Zúñiga Martínez en Xalapa que, de entrada, no es ni definitivo ni está dentro del rango de los mayores daños detectados en los municipios en el 2017. Por ejemplo, en Coatzacoalcos se detectaron 142 millones, por lo que los 7 millones de Xalapa palidecen ante otros municipios y está al nivel de lo detectado en municipios pequeños como Amatlán de los Reyes y Manlio Fabio Altamirano. Sin embargo, lo grave del asunto es lo afirmado por el ex tesorero Carlos Durante, quien dijo “No dudo que exista dolo al no querer solventar. Nosotros pedimos coadyuvar y se negaron”. Es decir, según el ex tesorero, en realidad no hay daños patrimoniales en Xalapa, sino mala fe y dolo, una mala sangre y un amor muy pero muy perro de Hipólito Rodríguez que con todas las ganas e intenciones de generar un daño moral, no ha solventado las observaciones ante el ORFIS, con toda la premeditación, alevosía y ventaja. Las observaciones 2017, hay que aclararlo, le corresponde atenderlas a la actual administración, que son quienes permanecen dentro y tienen los documentos.

DE SALIDA, PEÑA NIETO LIMPIA EL PASO A TV AZTECA para entrar al mercado de las apuestas. Un escándalo nacional ha causado la nota publicada por el diario Reforma en la que da cuenta que el Gobierno Federal de Enrique Peña Nieto, a través de la Secretaría de Gobernación -de Alfonso Navarrete Prida-, otorgó a Carlos Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, un permiso para la apertura de un casino que se ha informado por otras fuentes iniciará operaciones en Yanga, Veracruz. En el año de Hidalgo de un sexenio sellado por la corrupción, a la SEGOB le bastaron solo dos meses para autorizar ese permiso solicitado el 15 de agosto y dado el 13 de septiembre. Es decir, fue un permiso fast track que sienta el precedente administrativo para que TV Azteca le entre de lleno al fomento de la ludopatía que ha dejado a tantos mexicanos en la ruina. Obvio que a Ricardo Salinas Pliego no le importa para nada sacarle el dinero a Yanga, un pueblo pobre, lo que le interesaba es que le abrieran la puerta al mercado de las apuestas. Lo mismo pasó en el 2005, cuando a unos días de dejar la titularidad de Gobernación, Santiago Creel, con la obvia autorización del Presidente Vicente Fox, le otorgó permiso a la otra televisora Televisa, para abrir 65 casas de juego en el país.

ANALISTAS HAN ADVERTIDO QUE LA VERDADERA CLOACA se destapará con el análisis de la Cuenta Pública 2018, y puede ser. Para el 2019, cuanto se entregue el análisis de este año, ya no estará en funciones Yunes Linares y no hay forma que el Auditor en turno le guarde las espaldas. De acuerdo a cálculos de expertos, en el 2019 podríamos estar hablando de varios cientos de millones de pesos como presunto daño patrimonial. Para el próximo año eso seguramente no será novedad, y solo se señale más con ganas de hacer escarnio del ausente que de búsqueda de justicia. Sin embargo, hay otro aspecto que es importante considerar, y es que será el próximo año cuando veamos por primera vez si los famosos gobiernos del cambio, los incipientes ayuntamientos que son la punta de lanza de la Cuarta Transformación, habrán hecho honor a los principios de MORENA de No mentir, no robar, no traicionar al Pueblo. En la cuenta Pública 2017 Coatzacoalcos se despachó con la cuchara grande y tiene 142 millones de pesos señalados como presunto daño patrimonial; Poza Rica tiene 11 millones; y Xalapa fue señalado con 7 millones; por señalar tan solo a los tres principales ayuntamientos que hoy gobierna MORENA. ¿Cuánto será aceptable para la Cuenta Pública 2018 municipal, un millón, dos millones, o con que sea “menos que los anteriores”, será suficiente? Si para el 2018 el presunto daño patrimonial es de CERO pesos, habrán logrado cumplir los apostolados de MORENA, pero si la justificación es la estupidez de Layín, en el sentido de que robaron “pero poquito”, serán hipócritas… y si los que hoy los defendemos mañana los justificamos, seremos cínicos. La verdadera prueba de fuego para los gobiernos emanados de MORENA comienza en el 2018. De los anteriores ya sabemos cómo son, todos están cortados con la misma tijera. Si los órganos fiscalizadores mantienen su autonomía habremos avanzado como país. Si son reprimidos por los gobiernos habremos retrocedido medio siglo. 2018 será, sin duda, la verdadera prueba de fuego de MORENA.

Está Usted informado.

www.politicaaldia.com, Facebook: Política al Día, @PoliticaalDia, politicaaldia@nullhotmail.com