Xalapa, Ver. a 10 de octubre de 2018.- Redacción Sociedad 3.0

El estado de Ecatepec vive una ola de violencia y sale a la luz una pareja feminicida que al menos le han arrancado la vida a 20 mujeres, en un vídeo difundido en todas las plataformas sociales Juan Carlos “N” confesó los atroces crímenes que realizó amenazando que si lo dejen libre seguirá matando mujeres:

“Si salgo, de una vez le digo a los patrones, voy a seguir matando mujeres”,

Además asevera que prefiere que sus perros y las ratas se las coman a las mujeres a que anden por ahí:

“Prefiero que mis perritos se coman la carne de esas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno”

Alude que su motivo por matar es al hecho de que si él no es feliz entonces nadie lo será y es por ello que cuando mataba a sus victimas les llamaba a sus familiares para que sufrieran y sintieran dolor mientras él disfrutaba de su desgracia:

“si yo no soy feliz , nadie lo va a ser”

Cuenta que a su actual esposa, Patricia “N”  la conoció en un bar y que tenía la intención de matarla pero que fue diferente a las demás:

“Estaba yo así de darle en la madre a mi propia esposa antes de que fuera mi esposa, pero, ¿qué cree? me hizo la noche, me alivianó, me hizo reír”

 

Ante tal situación estudios psicológicos practicados por peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México determinaron que Juan Carlos “N” que ya ha sido bautizado como el “Monstruo de Ecatepec” presenta un trastorno mental de tipo psicótico, así como un trastorno de personalidad; mientras que, Patricia “N”, presenta retraso mental de nacimiento y un delirio inducido adquirido.

En la investigaciones hechas por las autoridades en el domicilio de los acusado fueron encontradas al menos ocho cubetas con restos humanos y bolsas de plástico así como restos humanos en un refrigerar y otros más cubiertos por cemento; por otro lado el asesino señaló  abusó sexualmente de algunas de las mujeres que asesinó, y que comercializó tanto los restos de las víctimas destazadas como sus pertenencias.

Resaltar que los padres de las victimas se han pronunciado al respecto y temen que evadan la justicia porque se les ha dictaminado una enfermedad mental; mientras las autoridades mexíquense hacen un exhorto a a ciudadanía para que sí los reconoce los denuncien.