Coatzacoalcos- 2018-10-1111:13:08- Amayrani Abad

 

Jesús Madrigal Vidaña, de 65 años, vive abandonado por sus siete hijos y desamparado por las autoridades, actualmente atraviesa una situación crítica al haberse quedado incapacitado de la vista después de la cirugía de cataratas realizada por el Seguro Popular el pasado 21 de julio del presente año.

“La verdad no sé qué pasó, sólo recuerdo que antes de que el doctor me pusiera el parche en el ojo dijo ¡ya se me regó esto! y me limpió la vista, pero nunca supe a qué se refería, y me colocó el parche en el ojo, desde ese día me cuide un mes y no me ha dejado de llorar y arder la vista”, detalló.

 

 

 

 

 

En una habitación de una cuartería ubicada en la colonia Adolfo López Mateos, sobre la calle Ferrocarril 104, habita esta persona de la tercera edad, apoyado por sus vecinos, quienes al saberlo desamparado se compadecen de él.

Madrigal Vidaña fue intervenido por las autoridades de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado en el programa ‘Ver Por Ti’, pero tal parece que la cirugía no fue un éxito, a raíz de eso su ojo izquierdo empeoró, perdiendo la vista, quedando con un enrojecimiento y un lagrimeo constante y pese a que ha solicitado el apoyo del DIF y de la Jurisdicción Sanitaria para atender su caso, éstas no han brindado atención oportuna aun cuando ya han pasado dos meses de la intervención médica.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ante esta situación, Jesús hizo un llamado a la ciudadanía para solicitar el apoyo con alimentos o recursos económicos para comprar los medicamentos recomendados por un especialista, el cual pudo visitar gracias a la ayuda de sus vecinos.

Cabe destacar que en la Ley 863 de los Derechos de las Personas Adultas Mayores del Estado De Veracruz de Ignacio De La Llave, en el artículo 5 puntualiza que las personas de la tercera edad deben ser sujetos de programas de asistencia social en caso de desempleo, discapacidad o pérdida de sus medios de subsistencia; en el artículo 6 especifica la familia tiene la obligación de proporcionar alimentos, convivencia, otorgar una estancia digna, adecuada a sus necesidades y requerimientos establecidos en el Código Civil para el Estado.

“Yo quisiera que alguien me asesorara y me ayudara a meter una demanda a mis siete hijos para que me den un apoyo, ya que nadie se quiere hacer responsable de mí, los vecinos son los que ayudan pero nadie de mi familia lo quiere hacer”, dijo Jesús Madrigal Vidaña.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO