Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dijo que está dispuesto a comparecer ante la nueva Legislatura para presentar la glosa de su segundo y último Informe de Gobierno.
“Si el Congreso lo desea acudiré a responder preguntas de las diputadas y diputados”, dijo.
Sería bueno que le tomaran la palabra.
Muchas son las interrogantes que debe responder y éstas podrían ser algunas:
¿Cuál es la cifra real que ha recuperado de lo que se robó Javier Duarte y en qué se ha invertido? (Muestre al menos fotografías de las presuntas obras que se han hecho con ese dinero).
¿Por qué mintió a sus gobernados al asegurar que “había recuperado para los veracruzanos” una residencia de Javier Duarte en Woodlans, cuando esa propiedad está en litigio y no es del ex gobernador? ¿Por qué los engañó al mostrar un folder diciendo que ahí estaba la escritura de esa propiedad? ¿Era obligatorio o necesario que lo acompañara el Secretario de Gobierno Rogelio Franco Castán y otras personas? ¿Cuánto costó a los veracruzanos ese viaje con comidas y hospedaje incluidos?
Como gobernador electo prometió un militar de alto rango para la Secretaría de Seguridad Pública. ¿Por qué puso en el cargo a un individuo sin experiencia como Jaime Téllez Marie?
¿No le da vergüenza haber prometido que acabaría con la inseguridad en seis meses y no haber cumplido?
¿No le da vergüenza dejar un estado más violento e inseguro que el que recibió de las dos administraciones anteriores a las que tanto criticó en ese sentido?
El Fiscal General del Estado ¿ha sido autónomo del Ejecutivo estatal o es, como dicen casi todos los veracruzanos, un títere del gobernador?
¿Licitó o no licitó la Deuda Pública de 46 mil millones de pesos que dejó la anterior administración? Sefiplan dice que no tiene ningún documento al respecto.
¿Cuántas de las obras realizadas por su gobierno están terminadas al 100 por ciento?
¿Por qué se niega a dejar en las arcas estatales 10 mil millones de pesos que fueron presupuestados para el pago de aguinaldos y las dos quincenas del mes de diciembre? ¿Qué se hizo con ese dinero?
¿Cuántos millones del erario utilizó para la campaña de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez por la gubernatura?
Y las siguientes preguntas podrían ser opcionales: En reiteradas ocasiones usted ha dicho que es un político honesto ¿En verdad lo es? ¿No es corrupto a pesar de señalamientos en ese sentido? ¿Nunca ha malversado fondos públicos en los cargos que ha ocupado? ¿Es verdad que no miente, como también lo ha subrayado?
Preguntas sobran, lo que falta es espacio. Pero con esas podrían comenzar las señoras y señores diputados si lo invitan a la glosa de su último Informe.
bernardogup@nullhotmail.com