Como parte de la campaña de protestas que llevan a cabo en todo el país por los altos cobros de la energía eléctrica integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), una veintena de restaurantes de la zona centro apagaron sus luces la tarde-noche de este jueves.

Bajo el lema “Prendo una vela y apago una luz. Prefiero bajar el switch que cerrar mi negocio”, al menos la mitad de los agremiados de esta cámara hicieron patente su descontento por esa situación.

David Castañeda Roldán, presidente de la Canirac en la zona, indicó que esta acción se ha replicado en diversos puntos del país, desde Baja California, Colima y en otras ciudades del estado como ya ocurrió en Xalapa y el Puerto.

Recordó que esto se lleva a cabo porque los últimos recibos que les han llegado por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sus consumos aparecen hasta con un 30 por ciento más de lo que venían pagando.

Esta situación, expuso, es insostenible para cualquiera, pues sus ganancias no han incrementado pero el gasto corriente sí, por lo que representa un golpe fuerte a la economía de las empresas.

Puntualizó que el 50 por ciento de la actividad en los restaurantes depende de la energía eléctrica, desde la refrigeración para conservar los alimentos a la extracción de grasa en las cocinas, el uso constante de licuadoras, batidoras, pero también en su ambientación.

Castañeda Roldán mencionó que se busca un acercamiento con la Comisión Reguladora de Energía, que es la que se encarga de establecer las tarifas, ya que la Comisión Federal de Electricidad sólo se hace cargo del servicio y cobranza, para que haga conciencia de que están provocando el cierre de los negocios.

Agregó que además del aumento en los recibos, les preocupa que se pudiera dar un incremento más antes de finalizar el año y en enero otro, lo cual sería la condena definitiva para muchos.

Lamentó que por parte de la autoridad no haya estrategias para alentar la inversión y ayudar a las empresas legalmente establecidas, por el contrario, las medidas que se toman desalientan la inversión y propician los cierres.

Orizaba- 2018-10-05 Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO