Entre lo utópico y lo verdadero
Por Claudia Guerrero Martínez
04 de octubre del 2018

Los próximos Secretarios de Despacho continúan dando la nota periodística, ya que algunos se sienten como que son intocables y pueden designar a personajes oscuros, que tienen largos historiales de corrupción y hasta malos manejos. Nos referimos a Roberto Ramos Alor, quien pretende ser el próximo titular de Salud en Veracruz y es el mismo, quien recientemente tuvo que ser  literalmente regañado  por el expayaso retirado e inexperto Gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez… Les cuento inteligentes lectoras y lectores…

Resulta que Roberto Ramos Alor y su staff sigue con tropiezos y malas acciones, ya que   aún no pasaban unas horas del primer regaño de Cuitláhuac García a su  futuro Secretario de Salud, porque éste andaba solicitándole obras al próximo Gobernador para beneficio de consentidos constructores… Y otros, hasta buscan nuevos puestos políticos, bajo la venia de Roberto Ramos Alor…

Uno de ellos, hasta este martes, era  funcionario yunista y Jefe del Departamento de Contabilidad de la Secretaría de Salud, Miguel Malagón León, quien  se reunió con Roberto Ramos Alor para estar otros seis años en la nómina de SESVER, pero ahora, pretende ocupar la Subdirección  de Recursos Financieros y presume tener el visto bueno del próximo titular de Salud…

El pasado martes, fue literalmente corrido Miguel Malagón León de SESVER, desconociendo las causas de su baja como Jefe del Departamento de Contabilidad, como se leía en la página oficial de SESVER: https://www.ssaver.gob.mx/rhumanos/files/2017/01/mIGUEL-malagon.pdf…  Pero, al saberse que tendría un nuevo nombramiento en la próxima administración estatal,  provocó una verdadera   fiesta temática para su personal, dentro de las instalaciones de la Secretaría de Salud para festejar, además de un cumpleaños de otro colaborador, también el futuro nombramiento de Malagón León,  en donde hubo de todo,  desde besos,  hasta brindis con licor…

Y estos festejos  se dieron, gracias a que el ahora desempleado Miguel Malagón León, coloquialmente se sirvió con la cuchara grande,  durante estos dos años de gobierno yunista,  pues es mencionado por varios empresarios, de  pedir hasta el 30 por ciento  de comisión para solucionar y pagar deudas de años anteriores y dicho negocio,  lo ejecutaba a la perfección con ayuda de otros funcionarios administrativos del Sistema de Salud veracruzano y curiosamente,  incluyendo algunos  empleados del hospital Gómez Farías, en  Coatzacoalcos.

La pregunta obligada: ¿Con este nivel de funcionarios pretende Cuitláhuac García sacar adelante a un sector que está pasando una crisis tan severa?… Triste realidad para el Sector Salud de Veracruz…

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@nullgmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz