Durante los primeros cinco años de gobierno de Enrique Peña Nieto el ingreso promedio de un funcionario público creció 16.7 por ciento. El promedio de sueldos de los trabajadores del Estado pasó de 302,899 pesos al año en 2013 a 353,360 pesos en el 2017.

En el 2013 la cifra anual de remuneración media en el sector público equivale a 29,447 pesos mensuales. La cifra mensual durante el primer año de gestión de Peña Nieto era de 25,242 pesos, de acuerdo con cifras del Sistema de Cuentas Nacionales del Inegi.

Los funcionarios públicos pueden clasificarse de dos formas, por un lado, los que laboran para el gobierno federal y sus dependencias y por otro a los que trabajan en las empresas que pertenecen al Estado. Las remuneraciones medias percibidas de manera anual son un promedio de lo que gana el más alto funcionario hasta el más bajo y los sueldos varían dependiendo el sector en el que trabajen.

En todos los sectores del gobierno y casi todas empresas públicas los sueldos y salarios de los funcionarios aumentaron durante el sexenio de Peña Nieto. En el único que se presentó una caída de las remuneraciones fue en las empresas públicas energéticas. El ingreso promedio de los trabajadores pasó de 51,868 pesos mensuales a 49,322 pesos, una caída salarial de 4.9 por ciento.

El sector que registró el aumento de remuneraciones más pronunciado fue el de las industrias manufactureras del gobierno federal. Los trabajadores en este sector ganan 54% más en el 2017 de lo que ganaban en el 2013, sus ingresos pasaron de 19,552 pesos mensuales a 30,256 pesos.

Los servidores que trabajan para empresas públicas generadoras de electricidad, agua y gas y suministro de estos al consumidor también tuvieron salarios mejores en el 2017 en relación con el 2017. El promedio de sueldo pasó de 12,256 pesos al mes a 15,655 pesos, un aumento de 27.7 por ciento.

La tercera posición de los aumentos salariales más pronunciados en el sector público la ocupan los trabajadores de empresas del Estado que prestan servicios profesionales, científicos, técnicos y de dirección de empresas. El promedio de ingresos creció 25.6% en cinco años, se pasó de ganar 64,032 pesos mensuales a 80,409 pesos.

Los empleados del Estado que sirven a los servicios de salud y asistencia social ganan 24.3% más en el 2017 de lo que ganaban en 2013. Pasando de un ingreso promedio de 28,064 pesos al mes a 34,890 pesos al mes.

El ranking lo completan los funcionarios del gobierno que trabajan para el sector educativo cuya remuneración media incrementó 24.1% por ciento. El sueldo promedio era de 26,137 al inicio de Peña Nieto y para el 2018 ya fue de 32,410 pesos mensuales.

Con información de ElEconomista