Ante las irregularidades que existieron en la asignación de contratos de obra pública, el diputado local del PAN e integrante de la Comisión de Vigilancia del Congreso local, Bingen Rementería Molina, se excusará en la revisión de la Cuenta Pública 2017 de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP).

Hay que recordar que en su momento integrantes de la oposición criticaron que la SIOP entregó contratos de obra pública al líder estatal del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón, quien actualmente pidió licencia buscando repetir en dicho cargo.

Al respecto, Rementería Molina mencionó que se mantendrá al margen la revisión de dicha dependencia que en ese ejercicio estuvo a cargo de su padre, Julen Rementería del Puerto, quien actualmente es senador del partido blanquiazul.

De acuerdo con el Órgano de Fiscalización Superior, en 2017 la SIOP generó faltas administrativas graves pendiente de solventar por irregularidades en adjudicaciones de obra pública.

Esto ya que de 176 adjudicaciones que realizó la dependencia en total 21 no cumplieron con el monto máximo establecido para realizar contratos por adjudicación directa según el presupuesto de Egresos de la Federación, fijando montos desde 1.58 millones de pesos hasta los 143.85 millones de pesos.

“De los cuales en la etapa de comprobación del gasto se presentaron y soportaron dictámenes de excepción de cuatro contratos, quedando 17 adjudicaciones sin justificar, 11 que debieron realizarse mediante invitación a cuando menos tres personas y seis mediante Licitación Pública Nacional”, según el Orfis.

“Yo no tendría problema en excusarme, lo que se debe resaltar es que al final la Cuenta Pública se entregó y es un hecho sin precedente que en la SIOP no haya daño patrimonial, para tranquilidad de muchos no tendría problema en excusarme”, planteó el legislador local.

Hay que recordar que el diputado local panista evitó hablar de las observaciones hechas por el Orfis respecto a los contratos que fueron entregados de forma directa a Mancha Alarcón.

“Hay observaciones que se van a solventar, al final tendrán que seguir su curso y deberán solventarse. Viene al final la segunda fase del Orfis y esas observaciones que son menores deberán solventarse, lo verdaderamente preocupante es que hubiera daño patrimonial”, justificó.

Xalapa- 2018-10-03- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO