Xalapa- 2018-10-1314:41:28- LeticiaCruz/ Con la asignación de lugares de plazas magisteriales en puntos muy distintos a los del lugar de origen, los sindicatos pretenden, desde el inicio, tener control de los docentes y trabajadores de la educación, expuso en entrevista Víctor Moreno, integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

“Normalmente los movimientos para entrar al sistema si tú vives en Orizaba te lo dan para Tantoyuca y viceversa, para que ya te tengan amarrado como trabajador para que tú vengas al sindicato y a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) para pedir que te den tu cambio de adscripción al lugar a donde está tu familia; eso les garantiza, al sindicato y a la SEV, que tienen algo en la mano para hacer obedecer -a los maestros y trabajadores de la SEV- y que si desobedecemos jamás tendremos nuestro cambio”.

El tema de las adscripciones se convierte en una forma de someter a los trabajadores a presiones y peticiones sindicales, ahondó.

Desgraciadamente, comentó, muchísimos maestros en todo el estado llevan años pidiendo su cambio de adscripción para poder estar cerca de su familia, pero tales cambios sólo son otorgados por influencias o por pagos, deploró.

“Cada gobierno ha sido lo mismo, ahorita han estado llegando compañeros nuevos a nuestros centros de trabajo, a nuestras delegaciones, hablo del SNTE Sección 32, por lo menos a cada delegación ha llegado un compañero nuevo”.

En muchos casos, expuso, se trata de gente joven recién ingresada a la Secretaría de Educación de Veracruz y que obtiene lugares en las ciudades que habita, lo que habla de que no se respetan los cambios de adscripción por escalafón.