La corrupción es un fenómeno social que por sus características pudiéramos deducir es inherente a toda sociedad humana, y se manifiesta en mayor o menor medida según la fortaleza de sus instituciones, la madurez de su ciudadanía, el grado de participación ciudadana en los asuntos públicos, etc. El grado de desarrollo económico pudiera ser también un factor influyente, pero esa tesis no está plenamente comprobada, como lo vemos en Guatemala, un país con desarrollo incipiente pero que sin embargo ha creado una Comisión Internacional Contra la Impunidad en), con el respaldo de Naciones Unidas y Estados Unidos, cuya efectividad es tal que han conseguido meter en la cárcel al ex presidente Pérez Molina y a la vicepresidenta Roxana Baldetti, acusados de corrupción, por mucho menos de lo presuntamente robado por Duarte y compañía. En México se llevan miles de millones de pesos y andan locos de contento urbi et orbi.