A su tiempo lo declaró Miguel Mancera: el nuevo sistema penal acusatorio permitirá vaciar las cárceles de México; se refería al exceso de garantías a favor del inculpado, sin omitir la deficiente implementación de los procedimientos, como ahora mismo ocurre con el caso de José Nabor Nava, quien fuera Secretario de Seguridad Pública con Duarte de Ochoa, acusado por el delito de desaparición forzada. Un juez federal canceló la orden de aprehensión en contra de Nabor Nava por deficiencias en el procedimiento pues en el juicio ña jueza de control no tomó en cuenta que la Fiscalía estatal “no expuso de manera oral sus imputaciones” al acusado, lo cual viola el principio de oralidad. Por esta omisión queda sin efectos la orden de aprehensión. Ahora, debe reponerse el procedimiento, cuando el fiscal solicite se libre nueva orden de captura, atendiendo ahora sí correctamente los debidos procedimientos.