Sobrina de Sergio Pitol reprocha a la UV protección obscena a Rodolfo Mendoza; mientras él, se fue a la… China

En una carta dirigida a Octavio Agustín Ochoa Contreras, Secretario de Desarrollo Institucional de la Universidad Veracruzana, Laura Demeneghi, sobrina de Sergio Pitol, reprocha a este funcionario el no tomar “Cartas en el asunto” para corregir las muchas anomalías de quien todavía es funcionario de la UV, Rodolfo “Chico Julio” Mendoza Rosendo. Mendoza Rosendo, señala la sobrina del Cervantes de Literatura, no sólo se ausento siete días del trabajo, dejando al mismo Ochoa Contreras la responsabilidad de clausurar la FILU 2018. Ese sólo hecho hubiera sido suficiente para sacar a Mendoza Rosendo de la UV. Pero no lo hicieron, antes bien lo premian permitiéndole tener su plaza en la Editorial de la UV, plaza que no cubre; y eso lo atestiguan los trabajadores de la editorial. Para Laura Demeneghi, Octavio Agustín Ochoa Contreras es un funcionario “subyugado a los caprichos de la Rectora Sara Delfina Ladrón de Guevara” a la que considera una mujer mediocre e indolente. La protección de Sara Ladrón a Mendoza Rosendo es tan obscena, que el señor no tiene empacho en presumir sus viajes a China, sabiendo que en la UV, gracias a Sara, goza de completa impunidad.

Mientras Sara Ladrón sea rectora de la UV, el nombre Sergio Pitol no aparecerá en nada relacionado con la UV

La obscena protección de Sara Ladrón a Rodolfo “Chico Julio” Mendoza ha tenido muchas consecuencias. Una de las más graves es la que señala la propia sobrina de Sergio Pitol: Mientras dure la gestión de la señora Ladrón no permitiremos que se re edite la Colección Sergio Pitol Traductor, además mi padre ya prohibió el uso del nombre para el premio “Sergio Pitol” al mejor Relato que se da en el marco de la Feria Internacional del Libro Universitario”. Para la familia de Sergio Pitol, el que Mendoza Rosendo, quien usó y abusó de la persona y nombre de el premio Cervantes de Literatura, es una afrenta que la misma Sara Ladrón acentúa: “Por un mínimo de ética o de vergüenza debería de investigar dónde anda su flamante académico, que publica instantáneas en su muro de Facebook desde China. En ningún lado se ve presente la UV, así es que de nuevo pregunto: ¿Qué hace cobrando un sueldo que no devenga?”. La pregunta queda abierta, ¿qué tanto le debe Sara Ladrón a este sujeto como para permitirle tanta irregularidad, tanto descaro y cinismo? Sara, ¿en serio vale la pena?

Demasiado rápido concluyeron “intento de robo” a Norberto Rivera; pero las versiones los contradicen

La primera versión sobre el “intento de robo” a la casa del cardenal Norberto Rivera dice que se presentó una persona con uniforme militar, entregó un sobre amarillo, se fue y más tarde regresaron sujetos en motocicleta y balearon la casa de Norberto Rivera. La segunda versión dice que el hombre vestido de militar entregó el sobre, sacó su arma y disparó al elemento de seguridad; los compañeros repelieron la agresión, pero el sujeto logró escapar. Después de estas dos versiones la Secretaría de Seguridad Pública concluyó que todo se trató de un intento de robo. ¡Pues vaya intento de robo tan atípico! En las dos versiones no se ve por ningún lado el intento de robo. En la primera versión para qué llegar en motocicletas para balear la casa, a lo mejor cercano Día de Muertos les quisieron robar la calma. En la segunda versión, un sujeto solitario entra a robar la casa de un prelado que tiene guardias de seguridad; pues que temerario y que tonto. A ver si al rato no salen, como en el caso del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, que todo se trató de una confusión, y que la casa que querían robar es la de junto. Las investigaciones continuarán, pero si la iglesia no quiere que se sepa la verdad, el gobierno les hará ese favor. ¿Acaso deberá algo Norberto Rivera y no quieren que nos enteremos de lo que debe y a quién le debe?

Armando Ortiz                                                           aortiz52@nullhotmail.com