Por supuesto, no está bien eso de la ampliación por 15 años más del contrato para recolección y tratamiento de la basura a Proactiva, la empresa incumplida, esa prórroga lleva fuerte tufo a corrupción; tampoco el que frente al problema y hacinamiento de la basura los pobladores la saquemos a las calles. Sin embargo, es peor que las autoridades a quienes se les ha confiado la atención de los asuntos públicos municipales no tengan el tino adecuado para hacerlo, y sí en cambio los complican. De allí lo improcedente del llamado a “la gente buena” de Xalapa para apoyar al ayuntamiento que hace la síndica Ivon Cisneros, mientras por otro lado zopilotea al alicaído alcalde Hipólito Rodríguez.