Si bien ya concluyó el recuento de votos para la elección de gobernador en el estado de Puebla y el resultado no alteró el dictamen original que dio el triunfo a la señora Erika Alonso, del PAN, mientras el Tribunal no establezca el veredicto final estará sometido a fuertes presiones de grupos políticos y sectores de la sociedad afines a Morena. La presencia del gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac García, en apoyo a Miguel Barbosa es una prueba del calentamiento político en aquella entidad, y de que Morena no quita el dedo de la propuesta de anular la elección. Pocos días quedan al Tribunal para emitir su resolución y debiera darla cuanto antes para evitar conflictos de mayor envergadura.