Xalapa- 2018-10-0909:59:46- Magda Zayas Muñoz

 

Veracruz tiene una severa crisis de gobernabilidad y seguridad; los veracruzanos se sienten terriblemente agraviados ataja el próximo secretario de Gobierno Eric Patrocinio Cisneros Burgos, quien sin titubeos refiere que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares solo ha gobernado para los suyos, olvidándose del resto de los veracruzanos, por eso dice, 2 millones de ciudadanos calificaron al actual gobierno y lo reprobaron el pasado 01 de julio.

 

En entrevista exclusiva para el Corporativo Imagen del Golfo, el próximo encargado de la política interna se dice consciente de la gran responsabilidad que asume y refiere que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, será de libertades “no habrá persecución, se respetará la libre expresión de ideas” siempre buscando dialogar como una medida de evitar protestas.

 

Sobre la polémica existente por el desempeño del fiscal general, Jorge Winckler Ortiz, refiere que, en cualquier parte del País, éste personaje ya hubiese sido destituido y procesado por su actuar, lo cual no ha ocurrido pues se trata de un fiscal de la familia que gobierna, pero a partir del 01 de diciembre, señala, ello no se va a permitir más, pues nadie duda –dice- de la cercanía de Winckler con el gobernante y de igual manera, la estrategia turbia en como el Fiscal Anticorrupción fue designado.

 

Por ello acota que se le ha demandado a la legislatura actual y a la próxima revisar el actuar del fiscal general y fiscal Anticorrupción, realizar una evaluación, en su caso que los cite a comparecer y finalmente si se detectan irregularidades, se les someta a investigación y se les procese. Un estado que no es capaz de brindar justicia es un estado fallido, acotó.

 

No duda en acusar que, Winckler actuó en complicidad con la actual presidenta del Congreso, María Elisa Manterola Sainz para imponer a Marcos Even Torres Zamudio, por ello apuntó no habrá ni perdón, ni olvido; se procederá en contra de quienes hayan violentado las leyes federales o estatales, pues los veracruzanos, dijo, demandan justicia equitativa y sin privilegios.

 

La Transición

 

-¿Cómo ve esta etapa de transición, es tersa o es complicada y tensa?-

 

“No quieren entregar porque quieren arreglar todo el desorden que tienen”, expuso al referir que la actual administración no ha mostrado disposición para el proceso entrega-recepción que, si bien legalmente debe iniciar el 1 de noviembre, tuvo que haber iniciado ya con la preparación.

 

Asimismo, refirió que el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) reveló este 1 de octubre que existe un probable daño patrimonial superior a los mil cuatrocientos millones de pesos, tan sólo de la Cuenta Pública 2017.

 

-¿Cómo se prevé el arranque del gobierno estatal, en materia financiera, tomando en cuenta estas cifras que se han dado a conocer por el Orfis, así como los dichos en torno a que el gobernador entrante probablemente tendría que recurrir a la federación para saldar aguinaldos, jubilaciones y otras obligaciones?-

 

“Ustedes recordarán cuando el año pasado el gobernador -Miguel Ángel Yunes Linares- no presentó un presupuesto de manera puntual, sino que le pidió al Congreso que le diera oportunidad unos meses, pero eso no concluyó, entonces es una irresponsabilidad lo que dice el gobernador, porque él tuvo un presupuesto, le autorizaron un crédito de una supuesta reestructuración que hizo y que diga ahora que no estaba la previsión financiera para concluir este año, pues se hace muy sospechoso. Imagínense que él que endeudó al estado con esa supuesta reestructuración, diga ahora que no hay recursos (…). Esa parte no debe quedar así, si hay responsables pues hay que fincarles la responsabilidad”.

 

Ante ello, Cisneros Burgos dijo que el gobierno entrante revisará “con lupa” el tema de las finanzas en el estado de Veracruz, ya que tampoco hay claridad sobre “dónde fueron a parar las cosas que en su momento fueron incautadas al exgobernador Javier Duarte, porque una cosa es que fueran incautadas y otra que se haga una expropiación de las cosas. Esa parte la vamos a revisar con mucho cuidado”.

 

Política interna

 

-¿Cómo será la política interna en el próximo gobierno veracruzano; cómo será su reacción ante las inconformidades de la población, toda vez que la protesta ha crecido y en Xalapa es evidente ello?-

 

“Nosotros nos definimos como progresistas. Progresista es toda aquella persona que, primero, respeta el derecho de otros aunque no esté de acuerdo en lo que digan, por lo tanto nuestro gobierno, el gobierno que encabezará Cuitláhuac García, va a ser de libertades, no va a haber persecución (…), nosotros no vamos ni a espiar ni a perseguir. Vamos a buscar dialogar, vamos a buscar que siempre haya un pleno respeto al derecho y a la libertad. La gente protesta porque siente vulnerado algún derecho; la Plaza Lerdo -de Xalapa- se ha convertido en emblemática porque la gente tiene que venir desde cualquier región del estado adonde están concentrados los poderes, pero el gobierno de Cuitláhuac atenderá fundamentalmente en las regiones, los problemas”.

 

-¿Prevén que durante el inicio de su gobierno se incrementen manifestaciones que podrían ser orquestadas por grupos políticos opositores?-

 

“La división e intereses de grupos muy pequeños y personales han derivado en que Veracruz se encuentre así. Nosotros vamos a llamar a la paz y a la concordia y al establecimiento de metas y objetivos comunes para que el estado se desarrolle. El estado va a salir adelante, nosotros creemos que si se desarrolla el pleno de los veracruzanos en estado de derecho y oportunidades por igual, hay la posibilidad de que Veracruz transite hacia otra ruta de progreso y de bienestar; vamos a trabajar en ello”.

 

Reconocer crisis humanitaria

 

Al ser la justicia una de las principales heridas y demandas de la población en Veracruz, Eric Cisneros acentuó que debe reconocerse que en el estado hay una crisis humanitaria.

 

“Tiene que haber un reconocimiento de que Veracruz vive una enorme crisis humanitaria. El estado debe reconocer esa enorme crisis que hay. Derivado de ese reconocimiento de esta crisis de seguridad, de manera simultánea van a aparecer una serie de acciones que tenemos que hacer una vez que tengamos ese reconocimiento, porque hasta hoy no se reconoce que en Veracruz tenemos una severa crisis de gobernabilidad y de inseguridad. Hay que reconocer esa parte que es muy delicada, para que todos le pongamos la debida atención”.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO