Autoridades de protección civil de municipios en la faldas del pico de Orizaba activaron sus protocolos de prevención, ante el reporte meteorológico que indica que en las siguientes 24 horas ingresará un nuevo frente frío que provocará rachas de hasta 60 kilómetros por hora.

En La Perla, autoridades municipales informaron desde temprana hora a las comunidades del ingreso del nuevo frente frío, el cual generará lluvias en la zona montañosa central entre la tarde del miércoles a la mañana del jueves, “por lo que se pondrá especial atención en las zonas de laderas y aquellos lugares propensos a deslave”, señaló el titular del área, Jorge Martínez García.

En Mariano Escobedo se tienen listos los albergues por si se requieren, aunque la mayor preocupación es el intenso frío por la noche y madrugada en la serranía, lo que está disparando los casos de enfermedades respiratorias en niños y adultos mayores principalmente, afirmó el director de Protección Civil, Annuar Maza Martínez.

En Ixhuatlancillo, las autoridades destacaron que no hay por el momento riesgo de deslaves, aunque sí emiten las recomendaciones pertinentes para sujetar bien láminas y otros objetos que se tengan en los techos y azoteas para evitar accidentes. La principal recomendación a la población es abrigarse bien y no salir por los cambios bruscos de temperatura.

Y es que paralelo a esta alerta por frío, surada y lluvia, los titulares de protección civil se mantienen en alerta en los camposantos ante los miles de habitantes que acudirán este jueves y viernes a visitar a sus difuntos, en tanto hoy se supervisaron diversos festejos escolares alusivos al Día de Muertos.