Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

 jrblanchetcruz@nullhotmail.com

Aunque para efectos reales, da igual que la mayoría en la Cámara de Representantes quede en manos de los demócratas o la conserven los republicanos.  Poco a nada se sabe en México de los candidatos a las gubernaturas o a las Cámaras…

Los norteamericanos, al igual que sucedió en México donde los ciudadanos votaron en  a favor o contra del PRI, allá van a votar a favor o en contra de Trump, el polémico personaje hecho por los medios que es repudiado por la gente pensante; o aceptado por los no tanto -concepto, el no tanto, que aplico para que mis tres amables lectores no me vayan a tachar de racista; pero podría aplicar otro-…

Y como los no tan pensantes son mucho más numerosos que los pensantes; que es el peligro que corren las democracias, de las que el inmenso historiador griegoPolibio (200 – 118) dijo que “siempre terminan en violencia y anarquía”…

 

Han pasado XXIII Siglos desde que el hombre que hizo la primera Historia Universal de que se tiene conocimiento, nos lo advirtiera. “Las democracias siempre terminan en violencia y anarquía”…

 

Lo estamos viendo en nuestra propia y ensangrentada Patria -la cantidad de muertos durante las elecciones lo confirma- pero los políticos siguen enarbolando la bandera de la democracia como si fuera la gran cosa; cuando lo mejor que ha hecho la democracia es dividir a los ciudadanos…

Independientemente de que no puede haber una democracia en la que no exista Libertad de Expresión.  El que la Radio y la TV estén mayoritariamente en manos de unos cuantos individuos; y a la Prensa se la hayan apropiado los comerciantes de las noticias, no los periodistas, es una farsa…

Ni tampoco puede existir una democracia si los ciudadanos no viven en un Estado de Derecho, es decir, en una verdadera y auténtica República donde la división de poderes sea real; no a modo…

En contexto no importa tanto que el Ejecutivo tenga de su lado a las Cámaras.  En la Unión Americana así sucede; cuando menos hasta el momento de escribir estas líneas; y no pasa nada…

Como tampoco pasaría nada con AMLO y su mayoría de morenos en ambas Cámaras, si el Poder Judicial fuera independiente.  Sin omitir que Charles Louis de Secondat, Señor de la Brede y Barón de Montesquieu (1689 – 1755) estableció claramente que ningún Poder puede interferir en el otro…

Y aunque es evidente que el Poder supremo radica en el Pueblo y que el Legislativo puede hacer o modificar Leyes a su arbitrio; de ninguna manera pueden traicionarse los principios sobre los cuales fue fundada la Nación…

Que es lo que se ha estado haciendo.  Mucha sangre se derramó en nuestro suelo para instituir el Sufragio Efectivo – No Reelección; para que una pandilla de individuos apátridas viniera a quitarlo por aviesos intereses…

Pero lo verdaderamente importante, es que AMLO está interfiriendo en el Poder Judicial -en el que todos estamos de acuerdo en que debe de ser absolutamente autónomo- y por ende no debiera de fijar los sueldos de los Magistrados y Ministros; aunque ciertamente se antojan exagerados…

Por lo que habrá amparos que deberán llegar hasta a la SCJN, que entonces se convertiría en juez y parte al tener que fallar sobre la reducción de los salarios…

Cabe citar, que el Artículo 39 de nuestra Constitución, que no ha sido reformado, establece que “los poderes dimanan del Pueblo”; por consiguiente, para que sea totalmente independiente, los magistrados y jueces deben de ser, en igualdad de circunstancia con los otros dos Poderes, electos por el Pueblo…

Sin soslayar que el Poder Judicial debe de ser autónomo hasta financieramente; de otra manera, la impunidad que impera al ser los Ministros y Magistrados propuestos y aprobados el Ejecutivo y el Legislativo, estarán de una y mil formas, sujetos a ellos y nunca podrá combatirse la corrupción que dice ser la meta deAMLO.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.