Xalapa- 2018-11-0215:11:57- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares registró varias irregularidades en cuanto a la operatividad de los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención de VIH/Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS).

La Auditoría refirió que la Secretaría de Salud está superada en el tema de la entrega de medicamentos.

Esto ya que algunos doctores ofrecen recetas médicas a pacientes dados de baja, de ahí que incluso está en riesgo la atención médica, la prevención y el control de esta enfermedad.

De acuerdo con su segunda entrega del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2017, en los CAPASITS de la entidad no se han formalizado las actividades de control para la entrega de medicamentos en las farmacias.

Además resultan insuficientes las acciones y mecanismos de supervisión de la Secretaría de Salud respecto a la entrega de medicamentos y se carece de esquemas de control y supervisión eficientes para la integración de los expedientes clínicos de pacientes con tratamiento antirretroviral, y para la emisión de recetas médicas.

“Con base en los resultados de la fiscalización, es posible concluir que el diseño, la implementación y la eficacia operativa del sistema de control interno del CENSIDA tiene debilidades que pueden poner en riesgo la prevención, atención y control del VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual”, alertó la ASF.

Cabe señalar que en 2017 Veracruz tenía registrados 9 mil 446 pacientes, de los cuales mil 337 fueron dados de baja ese año y 8 mil 109 estaban con tratamiento, recibiendo un promedio de 19 medicamentos cada uno en el año; 1.6 cada mes.

Además, Veracruz contó con algunos de los CAPASITS con el mayor número de pacientes atendidos en 2017 en todo el país. En el puerto de Veracruz se registraron 2 mil 824 pacientes, en Coatzacoalcos mil 660, Xalapa mil 346, Poza Rica mil 256 y Río Blanco mil 23

En cuanto a la revisión de los expedientes clínicos de pacientes, según la auditoría 223-DS, respecto de la revisión de la muestra determinada de 87 expedientes en el CAPASITS “Veracruz”, se detectó que 85 expedientes no tenían la carta compromiso firmada por el médico autorizado para prescribir antiretrovirales y 54 no tenían la carta de no derechohabiencia del IMSS y del ISSSTE.

La ASF expuso que se revisaron 87 recetas en el CAPASITS Veracruz y se identificó la existencia de recetas autorizadas por el médico, en expedientes de pacientes dados de baja.

“Además ninguna de las 87 recetas tenía el sello o firma del responsable de farmacia, en la entrega de medicamentos a 26 pacientes”.

La ASF recomendó que la Secretaría de Salud en coordinación con el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el SIDA, y las Secretarías de Salud y las Direcciones Generales de Servicios de Salud Pública en las entidades federativas, elabore un diagnóstico que le permita evaluar la pertinencia de incorporar a los CAPASITS al Sistema Nacional de Expediente Clínico Electrónico.

Además, implementar un sistema automatizado para la generación, manejo y control de las recetas médicas, que agregue elementos de seguridad como folio o código de barras, mejorar la calidad en la atención de usuarios de los servicios y seguir un estándar para su correcta integración.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO