Es ambicioso el programa de obras diseñado para el gobierno lopezobradorista, no obstante, en primer término, debe construir el esquema presupuestal que posibilite su cristalización. Se trata de 25 programas prioritarios divididos en 10 rubros: perforación de nuevos pozos petroleros, modernización de las seis refinerías, la construcción de una nueva, para lo primero se requiere de 75 mil millones, 50 mil millones de pesos para cada uno de los otros dos. Agréguese otros miles de millones de pesos para sostener el programa de becas para la capacitación de jóvenes, otro tanto para quienes ingresen a la Universidad, más la pensión de los adultos mayores de 68 años, la plantación de millones de árboles, apoyo a los damnificados de los sismos, el Tren del Atlántico, el Tren Maya, y muchos etcéteras, ya se avizora una tarea titánica de organización y trabajo, para lo cual se requerirán miles de millones de pesos. Pero, ¿de dónde?