Peritos en materia de seguridad pública y en asuntos jurídicos han sostenido la tesis que postula una más eficaz operación para implementar el decomiso y la extinción de dominio contra la delincuencia organizada, de esa manera se asestarían duros golpes a la estructura financiera de los grupos delincuenciales. Así lo sostienen el penalista José Fernández de Cevallos y el senador Miguel Mancera, entre otros. En el índice global de corrupción México ocupa el lugar 133, de los más elevados en el planeta. Según los referidos juristas el Sistema Nacional Anticorrupción aún no demuestra su eficacia, en lo cual la extinción de dominio aportaría un elemento de combate muy útil. Obviamente, la voluntad política es determinante, por lo mismo habrá que esperar a las disposiciones del nuevo gobierno encabezado por AMLO.