Xalapa- 2018-11-0413:54:27-  El vocero de la arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, acusó que la Ley de Voluntad Anticipada, aprobada hace más de una semana por los diputados salientes de la LXIV legislatura del estado, se autorizó a la carrera, sin consulta de expertos, ni de la opinión pública, un monumento sospechoso sin ética y que no responde a los valores del pueblo veracruzano.

En el comunicado dominical aseguró que esta ley fue aprobada a la carrera por diputados que no contaban con la preparación profesional para ello, ya que los representantes populares son abogados, una enfermera y un programador licenciado en educación.

Expresó que a primera vista, esta iniciativa de ley parece inofensiva, dado que da la impresión de que se busca evitar el ensañamiento terapéutico contra un enfermo en situación terminal, y los abusos inhumanos, que por la avaricia humana, a veces se cometen por parte de algunos médicos y hospitales privados en la atención a enfermos terminales, sin embargo haciendo un análisis un poco más profundo se evidencian varias irregularidades y contradicciones. La iniciativa conduce inevitablemente a la pendiente resbalosa que lleva a la eutanasia.

Dijo que les llama la atención que no se le llame ley de ortotanasia sino de Voluntad Anticipada, “seguramente para no generar el debate y la participación que hubieran sido provechosos. De hecho esta legislación recurre a lo largo de todo su desarrollo al concepto ético de ortotanasia que si bien es moralmente aceptable no por eso significa que en esta legislación sea un logro y un signo de progreso para los veracruzanos”.

Afirmó que el comienzo de la vida humana y su término natural es un asunto delicado que requiere reflexión, consulta, fundamentación y análisis.

Destacó que la iniciativa sólo fue dictaminada por las Comisión de Derechos Humanos y Grupos Vulnerables, así como por la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales. Al no existir el componente de la interpretación médica, los diputados locales se confundieron en la terminología y en la contextualización.

“El tema legislado ameritaba que se hubieran hecho foros, consultas, coloquios o reuniones con expertos; parece más bien que se legisló en el silencio y se sorprendió a los ciudadanos. La única interpretación que contó fue la de los diputados de las comisiones si es que leyeron la iniciativa o en el mejor de los casos el trabajo de los asesores”.

Y agrega que: “nos encontramos con una iniciativa de ley que no fue sancionada por la sociedad veracruzana y/o sus expertos o líderes de opinión; lo que significa que es una ley desprovista de legitimidad”.

Finalmente afirmó que esta ley está desvinculada de la realidad, ya que carece de un diagnóstico gubernamental desde la perspectiva de los déficits financieros de la secretaría de salud, por lo que respecta a la materia presupuestal, particularmente con la infraestructura médica que se requerirá, tanto en la parte administrativa para contar con un área que lleve el banco de datos de este tipo de pacientes, y un Programa de Voluntad Anticipada, que se tendrán que implementar; así como en la infraestructura humana, para la promulgación y difusión de esta ley.

Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO