La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades por 328 millones 259 mil pesos,  como resultado de seis revisiones a contratos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que aún se construye en Texcoco.

En los contratos en los que participó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) los auditores encontraron irregularidades por 222 millones: 135 millones en la construcción de la barda perimetral y 86 millones más en la nivelación de la pista seis.

También revisaron contratos por el hincado de pilotes, trabajos preliminares, de recarga en las pistas y por erogaciones del Fondo Nacional de Infraestructura.

Las auditorías corresponden a la segunda entrega de la Cuenta Pública 2017 que presentó la ASF ante la Cámara de Diputados.

Los auditores detectaron que Sedena no tuvo la capacidad técnica, material ni humana para realizar la obra, toda vez que cotizó el 79.6 por ciento de los bienes utilizados. El Ejército obtuvo el contrato mediante un mecanismo que no le permitía rebasar el 51 por ciento.

Además, los auditores encontraron sobrecostos en conceptos como la carpeta asfáltica, los muretes de la barda y las bases de las luminarias. Durante las obras, Sedena y Grupo Aeroportuario aprobaron métodos de construcción que resultaron más caros, con el pretexto de agilizar la entrega de los trabajos, indica la auditoría.

Otra irregularidad es que Grupo Aeroportuario aceptó pagar a Sedena 9 millones 600 mil pesos por reparaciones al camino perimetral por supuestos daños ocasionados por los sismos de septiembre de 2017, cuando las obras estaban dentro de las obligaciones ya pagadas al ejército.

Con información de AristeguiNoticias